martes, 29 de junio de 2010

Book bienvenida

Amigo que viajas por la red, aquí eres bienvenido. Te pido paciencia para disimular mis errores y para descubrir algún acierto en estas páginas.
Como en el Arca encontrarás de todo un poco, sólo que sin terminar, sin revisar: bosquejos de un Noé increíblemente falto de pericia en su hora más gloriosa: la del diluvio.
Asistirás a infinitas transformaciones: de Hyde al Dr. Jekyll y del Dr. Banner a Hulk, pero sólo de la letra para afuera. Por dentro sigo siendo el mismo, río de Heráclito.
Mucho abarco, poco aprieto y breve soy cuando no debiera serlo. Pero confío en tu indulgencia. No creo mucho en mí: sólo aspiro a despertar curiosidad, emoción, sonrisas. Nada menos.
Igual prometo muchísimo, porque mi fe en que aquí serás defraudado es inquebrantable.
Los lunes no estoy en mi cuerpo por culpa de los domingos a la noche. Pero los martes vuelvo con orquídeas.
Me gusta defender a los tirios en Troya, y a los troyanos en Tiro indistintamente: sólo por divertirme, descubriendo inseguridades disfrazadas de certezas. Sé apenas un poco de algunas cosas pero lo disimulo increíblemente bien.
Tengo brotes de Llanero Solitario y me da por hacerle justicia a quien me parece valioso. Eso, claro está, es lo opuesto a ajusticiar. Amo las causas perdidas y a los feos, sucios y malos: de ellos es el mundo.
Lo que me gusta a mí generalmente no funciona y lo que escribo con poca fe resulta mejor: gajes de equilibrista sin red, como debe ser un equilibrista verdadero.
Soy tan contradictorio e irregular como cualquiera, y me gusta que te gusten mis palabras. Mentiría si te dijera lo contrario.

Mi escritura es el pan que cada día se sirve por aquí, y te la ofrezco.



25 comentarios:

Cristina dijo...

Yo, que he perdido entre otras cosas la paciencia.
Que a veces me río de Heráclito y que suelo a estar a un tiro de Troya.
Yo, que atravieso diluvios sin barca, que no me regalo la fe.
Que creo en las bienaventuranzas de los desavenidos y de los descreídos y de los sin crédito.
Yo también creo en su palabra y comulgo el pan que generosamente ofrece, que además sabe tan bien.
Y traigo mi ofrenda de vino.
Salud, poeta

Merche Pallarés dijo...

Y ¡qué suerte la nuestra de poder leerte! Somos unos privilegiados... Besotes y sigue así durante muuuuuchos años, querido Marcelo. Besotes, M.

SIL dijo...

Vaya, vaya, Marcelito...
No crea que aprieta poco, eh !

Es un honor leer/lo a Ud.
Todos somos el mismo (río de Heráclito),
aunque cuando escribimos sufrimos transformaciones.
¿Para qué se ha inventado la literatura, Caballero, si no es para obrar esa magia?

Beso grande, Poeta Imperfecto.

SIL

Cristina dijo...

Quise decir Poeta, con mayúscula.
Exquisito Wim Mertens

BLUEKITTY dijo...

Seguí escribiendo, y escribi mucho si es lo que te hace sentir bien. Lo que sea y lo que se cruce por tu cabeza. Y a veces no importa si escribís para lectores o para nadie, o más bien sólo para vos.

saludos

Mariela Torres dijo...

Ya voté este blog. La menor idea se merece el premio. Y siempre tendrá mis votos.

Saludos.

ALE. dijo...

¿Es mucho pedir el pan de los lunes?
No importa si no perfuman pétalos,importa lo que queda de usted cuando se ausenta.

Isabel Romana dijo...

Este "manifiesto" de tus letras e intenciones me gusta y me interesa. ¿A quién podría apasionarle la perfección, lo que está completo, lo que no admite duda, lo intachable? Benditas tus transformaciones y tus incertezas tanto como tus certezas y tu alma de río. Quien no se transforma, no está vivo. Besos, querido amigo.

esteban lob dijo...

Agradezco a Marc(Dr. Jekyll) y a elo(Mr.Hyde) por sus respectivas capacidades literarias.

Un abrazo a los dos.

Nat dijo...

Interesante blog que merece dedicarle un ratito a pasearse por sus palabras

salu2 broméricos

Daniel Os dijo...

Exquisita exhibición con declaración de principios, Kimosabi. Siga escribiendo que es un deleite leerlo.
Cuente con mi voto que se lo ha ganado,
D.

Luna dijo...

Hermosa descripción. A mi me convenciste.

Besos

María Eugenia Mendoza dijo...

Querido Marcelo:
Despiertas mucho más que curiosidad, emoción y sonrisas. Me encantan tus palabras, tus imágenes, tu música y tu arte de equilibrista.
Gracias por permitirme descubrir en esta tan pecular Arca lo que busco: alguien que tiene mucho que decir y lo dice bien. Un beso.

Cecy dijo...

A mi me pa que vos escribís con brotes de llanero solitario y se hace valioso.
Aunque a veces no te entienda!
Je.

Igual me queres, no?

Besos.

Claudia Sánchez dijo...

Cada vez que vengo por acá me pregunto por qué no lo tengo en mi blogroll? Bueno... ya está, eh?
Con este book de Bienvenida, hago de cuenta que recién nos conocemos.
Oiga, me encanta su casa este chico.
Y las greguerías, esas que usted nombra, son primas de las minificciones. Primas cercanas.
Abrazos,

Quidquid dijo...

Hola Marcelo:
Que tengas un feliz fin de semana,
Luis

Antón de Muros dijo...

¿Manifiesto?, ¿declaración de principios?, no, "simplemente" abrís tu corazón y derramás tus palabras hacia el infinito (y estoy seguro que te traerán de vuelta dulces reconocimientos)...

Un abrazo, amigo Marcelo.

Antón.

ana. dijo...

Y yo, como los gorrioncitos de la plaza, vengo a buscar mi pan aquí, desde hace ya bastante tiempo.

Gracias, Marcelo.

marichuy dijo...

Qué linda bienvenida, Marcelo. Gracias¡!

Un saludo

Patty dijo...

Gracias por la bienvenida. Los parroquianos usuales necesitamos sentirnos queridos cada tanto...

¡¡¡QUE GOLAZO EL DE ABREU!!! Por algo le dicen el loco. Un grande.

Desde Uruguay, espero que hoy los argentinos no nos odien, muchos saludos.

Antón de Muros dijo...

¿Por qué habrían de odiar hoy los argentinos a los uruguayos? además, digamoslo, el loco Abreu vistió la casaca azulgrana de San Lorenzo ;-)

Salu2

Antón.

PD: perdón Marcelo por expresarme en este lugar donde la número cinco no es la protagonista usual ;-)

Cuspedepita dijo...

Creo que te equivocas en una cosa, Marcelo: Dudo mucho que alguna vez me sienta defraudada aquí ;-)

Un abrazo.

siloam dijo...

uff, Marcelo, estoy de mundiales hasta el moño ( el caso es que me gusta ver un buen partido), pero mañana trabajo, y a ver que tal lo hace la roja y la carbonero.
De eso dependerán cosas, aunque no tenga nada que ver.

reunirse para hablar de mMrcel, oh, no, me haces sentir burra.
(de su tiempo perdido sólo he leido un libro, los otros pendientes)
hace una calorazo por el sur de galicia, que como Sevilla...no estamos acostumbrados.
besos mil.

palomamzs dijo...

Ya sé que es un poco tarde para comentar por aquí pero te estoy leyendo para atrás y este me encantó.

Marcelo dijo...

Nunca es tarde Paloma!