viernes, 13 de agosto de 2010

Marceleces VII

Duda existencial: ¿por qué las personas aburridas durante el viaje en transporte público se dedican a llamar por teléfono a la amiga, al padre o a la pareja y hablan estupideces junto a la oreja de uno, en lugar de leer un libro o escuchar música sin embromar a nadie? Eh? Tormento chino para ampulosos incorregibles Cuando se quiera ir del bar, intente pedirle la cuenta al mozo que está lejos sin dibujar en el aire una firma imaginaria ¡Liberen a Chirolita! Está en una caja fuerte desde que murió el ventrílocuo (gracias por el dato Susana) Filosofía disléxica Siempre que paró, llovió. ¡Cuidado con la casita que tanto deseas! Las casas abrazan. Atrapan. Matan. Enigma Perico en su casa ¿dejará entrar a cualquiera? SABIDURIA POPULAR: “No es lo mismo lograr una meta, a que te la meta un ogro” FILOSOFIA DISLEXICA (Parte 2) Me gusta ser parte del problema, no de la solución El film recomendado por "La Menor Idea" para un fin de semana diferente Cine iraní: خواندن de Mahmud Zahhak HIJA: El papá de Candelaria combatió en la guerra de Malvinas, disparaba un cañón y un general le dio una medalla. ¿Vos qué hiciste de importante cuando eras joven, papi? PADRE: ... PADRE:... PADRE:... PADRE: ¿me das 30 días para contestarte? Un documento histórico: en este sitio de la calle Honduras, un momento después de tomar esta foto, apareció la frase "un salero andaluz, arábigo y callado" que le dio partida de nacimiento a Francis Oliverio Recúpero, el Último Poeta Maldito y Único Argentino

15 comentarios:

marichuy dijo...

Marcelo

Sobre tu primera duda existencial, que es la mía, mucho me temo que la gente habla(o hablamos) estupideces, casi sin remedio y esté o no aburrida. Y además, por si faltara, tal parece que hoy en día ya nadie puede vivir sin ese adminiculo telefónico... hasta para ir el WC cargan con él.

Un abrazo

Iraide dijo...

Una pregunta, lo de la filosofía disléxica ¿es un invento tuyo?. La primera vez que lo leí en el blog me reí mucho y me pareció muy ocurrente...

Parecida a esa de "¿a dónde vas?, manzanas traigo" que se usa cuando alguien te responde algo que no va a cuento.

¿te imaginas? sería fenomenal que cada uno inventara una frase disléxica... por ejemplo: "se le veía subir con esfuerzo mientras llegaba abajo"

Un abrazo

Marcelo dijo...

Marichuy: no sé si ponerme triste o contesnto sabiendo que en todos lados pasa lo mismo!
Un beso

Marcelo dijo...

Iraide
Todas las Marceleces son inventos míos. En general todo lo que subo al blog lo escribo yo, y si no es así, aviso. Es decir: todo lo que veas aquí, es malo pero mío...jajajajaja
Un beso!

SIL dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
SIL dijo...

Siempre sostuve que las marceleces son una especie de máximas con sal y mucha pimienta.

La primer duda existencial es para ahorrar psicólogo.

El Tormento chino es parte del histrionismo argentino.


Lo de Chirolita era obvio.
Sin alma, siempre enterramos los cuerpos...

Filosofía disléxica I
Me hacés acordar a mi abuela, pero al revés...

¡Cuidado con la casita que tanto deseas!
Me pasa. Y prefiero no hablar del tema.

Enigma
No tengo la respuesta. Me quedo con tu duda.

SABIDURIA POPULAR:
Esa frase la escuché en SHREK IV el domingo pasado. Cuando mis nenes preguntaron preferí no explicarles.


FILOSOFIA DISLEXICA (Parte 2)
Eso lo dijo un abogado.

Con relación al film recomendado PASO

La duda de Candelaria será evacuada cuando el hijo de Candelaria le haga la misma pregunta.

Con tonito tautológico te digo: gracias por alegrarme el viernes.

UN BESO

SIL

SIL dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
SIL dijo...

¿Cómo querés que no reescriba comentario si te dejé un testamento y me equivoqué trescientas veces al tipear?

Merche Pallarés dijo...

Tu primera duda existencial no existiría ¡si no hubieran inventado los móviles boludos esos! Y la última me ha gustado que esa casa pase a la posteridad como lugar de nacimiento del insigne Recúpero. Besotes, M.

Steki dijo...

De todo un poco, qué bueno.
Sabés lo que más odio yo cuando voy en bondi? No sé si pasa en Baires pero acá, se sientan en el último asiento (de lado a lado) todos los morochos con los celulares a full con la cumbia villera. Una sola vez le dije a uno que yo no podía escuchar mi propia música con su música a todo lo que da. Ya no lo intento más. Tampoco es gente para andar provocando, vio? Al principio rabiaba. Ahora me someto y trato de "disfrutar", jaja.
Besote y feliz finde.

Ana dijo...

Odio el móvil, el reloj...Si llevo alguno a la calle es sólo por ser bonito...Ni la hora marca, al menos no la de España!!!
Mis amigos saben que pocas veces me pongo al teléfono.
Veo cine hasta iraní. Cuanto más raro y lento más me gusta...el que se para en cada fotograma y muestra los segundos de un reloj que no marca horas
Le pregunté a mi padre algo parecido, una vez, sobre guerras. TODO esto para contarte que aún así, tú me sorprendes ¿Cómo eres tan raro?
En la casa que has elegido para el poeta, ha debido de parar porque llueve luz.
Sabía lo de Chirolita, pero no conozco a Chirolita, no sé qué es más grave. Dos sonrisas sepultadas.
Dibujo una firma al aire que dice "Deme usted la cuenta, que ya hablé bastante..."
Eres raro, como te decía, y para colmo vuelves raros a los indefensos lectores jajaja
Un abrazo.

Alelí dijo...

a mi me encantan las picadas o el sushi no sólo por los sabores tb porque podés probar un poquito de cada cosa...y este post así livianito me gusta, ideal para empezar el finde largo!

y por el primer punto, las personas en general no disfrutan de su buena compañía, que lástima!
beso beso

BLUEKITTY dijo...

Interesante popurrí. Me gustó.

Mariela Torres dijo...

Quizás no leen un libro porque no le gusta que les lean de ojito.
Escuchar música, suele ser igual de ruidoso, hay gente sorda.

Saludos.

Pamela dijo...

Amo las marceleces