miércoles, 25 de agosto de 2010

Relanzamiento

He decidido cambiar
Parecer joven, simpático e
inteligente
Cortarme el pelo de otro modo
Ir a lugares nuevos
Usar otro tipo de ropa
Hablar de otros temas
¿Quizás cambiar de nombre?
¿Algún retoque en la cara?
¿Y si aseguro con una pastilla?
Mejor proyecto otro pasado
Y me invento un futuro.

El único problema es que
en este lugar nuevo y oscuro
Todos han hecho lo mismo
Todos tienen cara de botox
Esa rubia atroz que me come con los ojos
Puede ser

Una rubia que me come con los ojos
Mi vecino de enfrente
Su madre
O yo frente al espejo
De aquí a dos horas




22 comentarios:

SIL dijo...

Bueno, caballero, son los riesgos de elegir vivir en un mundo de plástico...

Pero , pero !
siempre queda la esperanza de que en esa multiple choice alarmante que ha puesto en sus últimos versos,
sea verdaderamente una rubia que te come con los ojos (que todavía no haya elegido cambiar)...
Y no de la foto, por favorrr!!

Beso.

SIL

Merche Pallarés dijo...

Ay, esa cara de cera... ¡Qué horror! Besotes, M.

Alelí dijo...

bueno haga lo que tenga que hacer, pero por favor no se olvide del corazón!

Poli dijo...

Horroooorrrr!! No...yo diría que deje al vecino y a su madre atrapados en el espejo y huya hacia tierras más maravillosas!! Talvez alli el plástico no nos alcance...

Steki dijo...

No, por favor, Marcelo, cambiá lo que quieras pero no te toques la cara! Viste que es como la anorexia? En vez de verse flacas se ven feas y cada vez se ven peor, por eso cada vez se retocan, y se retocan, y se retocan tanto que pierden su identidad. Te acordás de la Brodsky? Se quedó sin nariz y despuès se tuvo que operar para agregarse, jaja. De terror.
Quedate como estás que así estás bien. Don't worry.
Beso,
STEKI.

h.j. dijo...

hay bellezas diversas, para gustos iguales.

TORO SALVAJE dijo...

Plástico y silicona para autoengañarse un poco más.
Después el pozo paciente.

Saludos.

LA MUJER INVISIBLE dijo...

asi que te gustó Ramirez eh?? pues escucha la canción que puse en el post del martes, no tiene nada que ver, y a mi me encanta...

Y por cierto, no te imagino de rubia oxigenada ja ja ja ja

Un saludo desde el bosque de los árboles de la bella sombra

Sirventés dijo...

Me ha recordad a la canción "Plástico" de Rubén Blades...

Iraide dijo...

Dos cosas:
"Mejor proyecto otro pasado"... qué buena frase.

Y esa Kylie... con ese gesto, brrr...parece el muñeco diabólico, no?.

Y otra cosa más: No cambies tu forma de expresarte, eso no, eh?.

Marcela dijo...

(¡Por favor!, ¿por qué se hacen esas cosas en la cara?)
No te hagas nada. Hablemos de otras cosas, si querés. Total, lo de proyectar otro pasado lo hacemos sin querer, solo confiando en que lo que recordamos es real...
Beso.

Hasta los cojones. dijo...

Os estoy vigilando, ja, ja, ja...

Un abrazote ;)

Epístola Gutierrez dijo...

Si llegás a hacer el cambio ya no te va a preocupar quién es quién, pero cuidado: es un camino de ida!
Muy bueno lo tuyo, eh.
Un beso.

MartinAngelair dijo...

Esta Rubia Atroz, como la habéis definido y valorado, tiene 'mala postura' en la foto.


...Tiene una mirada muy bonita, y muy buen gusto a la hora de escoger los pendientes.

...A lo mejor el del botox es el fotógrafo y no ella.


(y por lo que veo le faltan amigas)




Eres muy divertido Marcelo,...y con mucha vida.




Un beso y buenas noches.

MartinAngelair dijo...

Este tema, tiene algo de botox, y sin embargo me cae bien,... :)




B.

SUSANA dijo...

Vio cómo es esto de los gustos, Marcelo. Pregunte Chi è la/il piu bella/o del mondo? Y levanta la mano la rubia, el botox, el cirujano Frankenstein y el maquillador Bela Lugosi. Yo tenía una tìa (RIP) que luego de enviudar le atacó por la cirugía, los pelos colorados y las faldas cortas. El problema es que ya estaba en los sesenta largos y su “relanzamiento” no fue muy decoroso. Pero ella se fue al otro mundo felíz y creyéndose Rita Hayworth! De modo que, go ahead! Reláncese and be happy!

Registro Nacional de Reincidencia y Estadística Criminal dijo...

Informamos que Crepúsculo del Campo es su alias , también metafórico y robado. Su nombre real es Rogelio Pocourbano.
Registra condena por adulteración de oxímoron, libramiento de poemas sin fondos, falsedad ideológica de versos públicos y exhibiciones ortográficas obscenas. Todo en concurso ideal y con mucho material.

Quidquid dijo...

Hola Marcelo:
Eso de cambiar de chip no está bien!
Normalmente todos hacemos nuevos proyectos cuando empieza el año... pero casi nunca se cumplen!
Cordiales saludos,
Luis

Mariela Torres dijo...

Me parece que todos los que te leemos estamos envejeciendo sin cambiarnos la cara. De todos modos podrías probar en cambiarla y relacionarte con esa gente, ¿esos nuevos amigos tendrán blogs?

Besos.

Mariela Torres dijo...

Atrapemos a Crepúsculo del Campo. Todos sus crímenes son graves, pero exhibiciones ortográficas obscenas, es el peor. ¡Qué poca decencia!

Ana dijo...

Los poetas han mostrado siempre en su obra un reflejo fiel de cuanto acontece en su tiempo, de la sociedad en la que se encuentran inmersos, de la que son parte -Más allá de corsés métricos representativos y corrientes literarías-
Me alegra ser testigo de que te ha motivado este tema.

Tengo amigos que comen arroz hervido unas cuantas veces al día sin olvidar claras de huevo y polvos varios. El gimnasio esculpe sus cuerpos, supongo que para gustarse ellos, claro está.
No les queda un vello en la piel, sólo brillan...
Tengo amigas que están delgadas y han cerrado la boca definitivamente para seguir estándolo, no sin antes haberse comprado un labio superior y un par de tetas, perdone usted a esta mal educada gaditana, señor Suárez
Habrán palpado alguna vez la realidad, la gente de verdad, la carne de verdad...Supongo que sí pero a mi me gusta guisar, invitar a cenar, conversar, no tener previsto lo que comeré mañana, sino dejarme llevar por el mercado, por la realidad de los precios...y no tener que andar pensando en que quien comparta mi vida atisbará un descolgamiento en mi cuerpo que debo erradicar en los inicios, de lo contrario sería terrible mi desnudez
Quiero mirar una boca pensando que tengo la mayor suerte del mundo...que ese hombre tuvo un padre y una madre, una lotería de la que salió esa combinación, que me regalan, hecha al azar, sin temer que se le antoje ¡Otra!
-boca... decía yo-
Me pregunto como usted, señor mío ¿Qué hago? ¿En qué cambio?
¿Y de ropa?
¿Y un sujetador que rearfirme, eleve y multiplique por tres? ¿Tres? Me temo que en esto no va bien el tres...
Y nunca me respondo nada acertado, porque pensando como pienso me quedo sin sitio en la sociedad que ha descrito en sus versos con tanto acierto.
¿Qué pasó con la genética?
La belleza heredada servirá para ahorrar en cirugía...

Tienes poemas imperecederos. Brillas ya.

-Ojalá brilles sólo al escribir y te queden vellos-.

Ana dijo...

Los poetas han mostrado siempre en su obra un reflejo fiel de cuanto acontece en su tiempo, de la sociedad en la que se encuentran inmersos, de la que son parte -Más allá de corsés métricos representativos y corrientes literarías-
Me alegra ser testigo de que te ha motivado este tema.

Tengo amigos que comen arroz hervido unas cuantas veces al día sin olvidar claras de huevo y polvos varios. El gimnasio esculpe sus cuerpos, supongo que para gustarse ellos, claro está.
No les queda un vello en la piel, sólo brillan...
Tengo amigas que están delgadas y han cerrado la boca definitivamente para seguir estándolo, no sin antes haberse comprado un labio superior y un par de tetas, perdone usted a esta mal educada gaditana, señor Suárez
Habrán palpado alguna vez la realidad, la gente de verdad, la carne de verdad...Supongo que sí pero a mi me gusta guisar, invitar a cenar, conversar, no tener previsto lo que comeré mañana, sino dejarme llevar por el mercado, por la realidad de los precios...y no tener que andar pensando en que quien comparta mi vida atisbará un descolgamiento en mi cuerpo que debo erradicar en los inicios, de lo contrario sería terrible mi desnudez
Quiero mirar una boca pensando que tengo la mayor suerte del mundo...que ese hombre tuvo un padre y una madre, una lotería de la que salió esa combinación, que me regalan, hecha al azar, sin temer que se le antoje ¡Otra!
-boca... decía yo-
Me pregunto como usted, señor mío ¿Qué hago? ¿En qué cambio?
¿Y de ropa?
¿Y un sujetador que rearfirme, eleve y multiplique por tres? ¿Tres? Me temo que en esto no va bien el tres...
Y nunca me respondo nada acertado, porque pensando como pienso me quedo sin sitio en la sociedad que ha descrito en sus versos con tanto acierto.
¿Qué pasó con la genética?
La belleza heredada servirá para ahorrar en cirugía...

Tienes poemas imperecederos. Brillas ya.

-Ojalá brilles sólo al escribir y te queden vellos-.