domingo, 15 de agosto de 2010

Una cruel manera de estafar

Al Detective le costó un poco entender la magnitud del problema que le estaba contando el cliente, porque la estafa, en dinero, era insignificante:

- ¿Pero sabe cuánto significaba para mí, Señor Detective, esa foto con Zully Moreno? Yo soy un fanático del cine. Al final de su vida ella no salía casi nunca, y una noche del año 95 la encuentro en el hall del Maipo. Había un fotógrafo allí que cobraba cinco pesos la foto y por supuesto que le encargué una. Zully Moreno, mi amada Zully Moreno, y yo. Y para dar testimonio de ese momento mágico, para inmortalizarlo, tenía al fotógrafo providencial. Todavía se usaban las máquinas clásicas, el tipo prometió enviarme la foto por correo, junto al negativo. Como me inquietaba el incumplimiento le di veinte pesos de propina. La foto nunca llegó. Yo creo que la sacó sin el rollo. Un estafador de la peor especie, no me importan esos veinte mangos mugrosos. Zully murió hace diez años, ¿sabía? Y lloro todas las noches pensando en esa foto que no fue. De vez en cuando paso por el Maipo para ver si encuentro al tipo. Un viejo acomodador sintió lástima por mí y me dijo que una vez escuchó que el fotógrafo se iba a encontrar con alguien en el bar “El Vacío Existencial” El problema es que no sé donde queda ese bar, lo busqué por todas partes, y nada. Lo único que tiene que hacer Ud. es encontrar el bar y ubicar al fotógrafo. Se apellida Horowitz. No tiene que contactarlo ni traérmelo. Simplemente me llama por teléfono y me da la dirección del bar. Yo me ocupo del resto. Le parecen bien 5.000 como adelanto?

Por supuesto que le parecían bien. El Detective se fue al bar de Sandy. Tal vez ella lo hubiera oído nombrar. No lo conocía, pero le marcó a un tipo al final de la barra. Le decían Hemingway, tal vez por su barba blanca, tal vez porque le gusta beber. Por si fuera la segunda opción el Detective le convidó un whisky. El viejo Hem resultó un tipazo, aunque le dijo algo muy extraño

- El Vacío Existencial es difícil de encontrar porque es una creación mental. Un cliente está, por ejemplo, un domingo lluvioso de invierno frente un café, toma conciencia de su infinita soledad y las gotas que se deslizan por el cristal empañado son sus propias lágrimas internas...Se tilda, y aparece en el Vacío Existencial…

Hemingway terminó su whisky y se largó. El Detective se sintió más solo que nunca. Buscó a Sandy con la mirada. Ella no podía ayudarlo, el bar estaba repleto. Miraba el fondo del vaso con una tristeza infinita. Vio que una lágrima golpeaba el hielo a medio derretir y cerró los ojos un segundo. Cuando los volvió a abrir vio, reflejado en el espejo del fondo de la barra, el extraño letrero de la puerta:

ЄԼ ƔƛƇƖƠ ЄҲƖƧƬЄƝƇƖƛԼ

Le iba a preguntar al barman por Horowitz , el fotógrafo, cuando vio a un tipo sentado en la mesa de la ventana con una vetusta cámara a su lado. Parecía muy deprimido y era entendible, recordó cómo se llega a este bar. Jugaba nerviosamente con la cámara, la abría y cerraba, no tenía rollo. No podía creer lo simple que estaba resultando todo. Le pidió al patrón el teléfono y llamó a su cliente. Le contó la historia de Hemingway de un tirón y le cortó, no tenía ganas de explicarle cosas inexplicables. Sabía que finalmente el tipo lo aceptaría con tal de encontrar a Horowitz . Se preguntó a quien mandaría su cliente a terminar con el asunto. Los cinéfilos no suelen resolver cosas como estas con sus manos. Una hora después, por el espejo de la barra, vio entrar al Zurdo. Iba acompañado por otro tipo que traía un maletín de herramientas.

- Sabía que eras un sentimental, Detective. ¿Te sorprende que yo también lo sea? Te presento a Jack Vodka, está conmigo en esto.

No hubo más tiempo para conversar. El fotógrafo subió las escaleras en dirección al lejano baño. Atrás lo siguieron, disimulando, el Zurdo y su amigo Jack, quien impaciente, sacó un serrucho del maletín. Parece que iba a ser un trabajo a fondo. El detective apuró el whisky y sintió deseos de largarse. Pidió la cuenta y se puso de pie. Pero había un problema: el viejo Hem la había explicado como llegar al Vacío Existencial, pero no la manera de salir de él. Detuvo la cuenta y pidió otro whisky. Era cuestión de pensarlo un poco. Algo se le ocurriría.


La poderosa frase "El Vacío Existencial es difícil de encontrar porque es una creación mental. Un cliente está, por ejemplo, un domingo lluvioso de invierno frente un café, toma conciencia de su infinita soledad y las gotas que se deslizan por el cristal empañado son sus propias lágrimas internas...Se tilda, y aparece en el Vacío Existencial…", el mismo bar, Jack Vodka y Hemingway, son personajes de Miguel Angel Bruno del blog VIVENCIA: http://mikelbruno.blogspot.com/2010/08/principio-de-acuerdo.html
Allí pueden encontrarlos a todos. En cuerpo y alma.

20 comentarios:

SIL dijo...

Ta buena, la historia, ta buena.
Ya estuve por VIVENCIAS espiando a los personajes en cuerpo y alma.

Para salir del Vacío Existencial, supongo, por lógica inversa, habría que
intentar cerrar los ojos,
soñar con algo
que te llene de tal modo
que te seque las lágrimas
y te espante la soledad
y
¡zas!
ya estás afuera...

Beso grande, Marce

Merche Pallarés dijo...

Creo que todos hemos estado en ese café... Es internacional.
Bueno, a ver qué pasa con Horowitz... Besotes, M.

Iraide dijo...

La idolatría causa grandes monstruos, primero por fuera, luego por dentro. Así que entiendo la decepción que causó a ese tipo haber sido engañado de esa manera.

¿El detective se queda?... yo por si acaso me marcho antes de que me salpique la sangre. Por allí veo la puerta...

Anónimo dijo...

Señor Marcelo nos es grato comunicarle que será distinguido con la "Faja de honor a la creatividad literaria" honor que compartirá con Miguel¿Ángel? Bruno por vuestra original creación de un nuevo género literario interactivo donde escritores, personajes y lectores se entrelazan en excelsitud cocreadora.
El premio se entregará en el bar "El Vacío Existencial" el próximo domingo. Suponemos que ustedes saben como llegar a él

Doamna care plânge dijo...

Lindo blog :)

Cristina dijo...

Según Clarín de ayer, que hojée de prestado en "El lleno asistencial" (cafetería de un ministerio cercano), "La ciencia revela por qué es tan difícil olvidar un gran amor". Parece que las experiencias emocionales significativas quedan grabadas profundamente en el cerebro, y que esa foto no se borra más.
El tipo guarda los detalles de ese encuentro con Zully, tiene en su cabeza los negativos y puede recrearlos cuantas veces quiera.
Pero no le alcanza, sólo siente la falta: llora todas las noches por una ¿foto? que no fue. Y busca a los hombres correctos para que se sumerjan por él en El Vacío Existencial. Es que "Los cinéfilos no suelen resolver cosas como estas con sus manos".
Celebro este encuentro de dos sentimentales , y no hablo sólo de el Zurdo y el Detective sino especialmente de Marcelo y Miguel Angel!.
Brillante ensamble de historias, rico encuentro de personajes, que deja a los lectores con ganas de más.

SUSANA dijo...

¿Existe ese bar? Veamos que dice el “irlandés” enemigo declarado de la trivialidad: "Actualmente la gente ve la niebla, no porque esté ahí, sino porque los poetas y los pintores les enseñaron el encanto misterioso de sus efectos. Es posible que durante siglos hubiera niebla en Londres. Pero nadie la había visto" "Las cosas existen sólo porque nosotros las vemos". El veredicto se impone: rotundamente Sí. En algún lado deben encontrarse el Detective, este Hemingway, el Zurdo, Jack Vodka, el fotógrafo, las fotos de Zully, los hrönir…

Corte, tilde y seguimos enganchados al episodio.

PD: En el próximo, no olvide incluir el santo y seña para la salida del Bar.

Mariela Torres dijo...

Una estafa así bien vale todo el esfuerzo.

Saludos.

Helena dijo...

Feliz semana Marcelo. Muaaaaaaa

miralunas dijo...

descuartizamiento a serrucho para el dasaparecedor de sueños, en juicio sumarísimo!!

(para la invitación del domingo, cómo nos encontramos? El Vacìo Existencial debe ser una cadena de bares, vea. Aparecí en un Bar de la calle 3 de febrero, en Gualeguay, inopinadamente.)

fantástica aleación Suarez-Bruno!

abrazos

esteban lob dijo...

En efecto, Marcelo, es casi imposible que alguien en su sano juicio, no haya tenido alguna vez un...vacío existencial.
(Tal vez haya faltado un tango sensiblón como fondo musical...al drama).

Seguiré leyendo con inquietud.

Miguel Ángel Bruno dijo...

Para Miralunas: El Vacío Existencial se rie de las fronteras humanas de tiempo y espacio pero según el Doctor Rodolfo Falcioni siempre te va a dejar a "Las puertas del infierno"

Cristina dijo...

¡Agradable propuesta teatral! ¿Anton Chejov también pasearía su perro en Barrio Norte?
¿Será conveniente llevar neutralizador de olores?

Darthpitufina dijo...

Wow.

ANABEL dijo...

Visitaré el blog, pero no el bar. Disculpa, pero no creo que en "El vacío existencial" den buenas tapas y a mí, el whisky no me va.
Un beso

miralunas dijo...

a las puertas del infierno se llega facil y no siempre bien, Miguel ¿Angel?, pero con Suarez y con usté debe ser venturoso y divertido! me anoto!

abrazos!

Miguel Ángel Bruno dijo...

Vea Miralunas, Suarez tiene un pecado nuevo y no sabe con quien estrenarlo, promete que será venturoso y divertido. También asegura que la dejará en la puerta...del infierno. Y como si eso fuera poco podrá conocer al mismo Lucifer. ¡LLame ya!
Besitos endemoniados.

esteban lob dijo...

He vuelto y...bravo, hay tango.

Entonces,sobra el whisky. Lo cambiaría por mate.

(En verdad, soy un inconformista crónico)

Elisa dijo...

Qué buen artículo compatriota.
Saludos cordiales
Elisa desde Rosario, Argentina

Elisa dijo...

Qué buen artículo compatriota.
Saludos cordiales
Elisa desde Rosario, Argentina