sábado, 28 de junio de 2008

Pedro Menárdez, el citador de Borges


Menárdez es un escritor erudito, y por eso no puede resistir el empleo de las citas en su trabajo. Así, sin que sea estrictamente necesario, en medio de un cuento costumbrista recuerda que el odio es un borracho en el fondo de una taberna, que constantemente renueva su sed con la bebida, de Baudelaire.

O bien remata un relato alegórico señalando con Schopenhauer que “El bienestar y la dicha son negativos, sólo el dolor es positivo”

Incluso tomando un té de sábado por la tarde, a propósito de una sabrosa anécdota que acaba de contarse sobre una mujer, puede concluir que “Mi memoria es magnífica para olvidar”(Stevenson)

Sin que venga a cuento advierte que “No hay temor que esté desprovisto de alguna esperanza, y no hay esperanza que esté desprovista de algún temor”(Spinoza)

Y en su crítica sobre el último trabajo de un renombrado autor, recuerda a Bioy Casares: “El recuerdo que deja un libro a veces es más importante que el libro en sí"

Para no parecer fuera de época es capaz de arriesgar con Fontanarrosa que “La perfección es obsesiva. Y eso es un defecto”

Pero este sistema de intercalado de citas le ha empezado a parecer insuficiente. Es que generalmente la frase se encuentra en un contexto mayor, que al suprimirse no permite al lector llegar al alma de lo que quiere significar el citado. Por eso comenzó a incluir en su trabajo no sólo la cita que le interesa sino también párrafos enteros y luego la obra misma, sin temor a derechos registrados o hijos escrupulosos. Tampoco le importa mucho que la inserción de la cita sea verosímil en la trama, y así, en su deseo de incluir a su amado Borges, escribió esto en el cuento gauchesco que a continuación (incurriendo en el mismo vicio de Menárdez) citamos:

Muerte en la pulpería
El gaucho estaba acodado tomando su ginebra, cuando vio la entrada de varios hombres que no conocía, salvo a uno. Entonces recordó “La Trama” de Borges: “Para que su horror sea perfecto, César, acosado al pie de una estatua por los impacientes puñales de sus amigos, descubre entre las caras y los aceros la de Marco Junio Bruto, su protegido, acaso su hijo, y ya no se defiende y exclama:"¡Tú también hijo mío!" Shakespeare y Quevedo recogen el patético grito.
Al destino le agradan las repeticiones, las variantes, las simetrías; diecinueve siglos después, en el sur de la provincia de Buenos Aires, un gaucho es agredido por otros gauchos y, al caer, reconoce a un ahijado suyo y le dice con mansa reconvención y lenta sorpresa (estas palabras hay que oírlas, no leerlas): "Pero, che!" Lo matan y no sabe que muere para que se repita una escena”
en eso pensaba el gaucho, y cuando reconoció un sobrino suyo entre los hombres sospechosos, peló veloz su facón y exclamó: acá hay un hombre, carajo!
(Pedro Menárdez, "Muerte en la Pulpería" Buenos Aires, año 2.008)

Nota del Autor: Prohibida la cita o reproducción parcial o total de este trabajo. Derechos reservados.

22 comentarios:

fritus dijo...

Me recuerda a un chiste que oí de pequeño..."el profesor en la escuela pregunta ¿A ver niños, sabeis quien escribió la frase "ser o no ser, he ahí el dilema"?...
todos los niños callados como tumbas, y se levanta Tanaka, el niño japonés y responde :

-William Shakespeare, Hamlet, Londres, 1601

a lo que se oye una voz en el fondo del aula que dice "¡ a tomar por el culo, japoneses, hijos de puta!.

Y Tanaka , vuelve a replicar:

- General Douglas Mc Arthur, Iwo Jiwa, 1944.


Un abrazo

Marcelo dijo...

Jajajajaja! muy bueno Fritus!
Un abrazo

Verbo... dijo...

Tal parece
era un sabio.

Gracias por tu visita.

M.

TOROSALVAJE dijo...

El post es delicioso, en realidad algo de eso hay en todo, es un copiar y pegar más o menos disimulado el que uno va viendo a diario.

Saludos.

Akane dijo...

Hola gracias por tu visita en mi blog,la verdad que para mi la tempestad es el amor,los sentimientos y el poco compromiso hoy dia de las personas,de los hombres.pero los hay buenos alguno habra para mi...

Cecilia Alameda dijo...

Ya que dices de las citas, es cierto que hay eruditos que hacen unos libros tan cargados de citas que imposibilitan la lectura de su verdadero texto.

María dijo...

Muchas gracias por tus palabras, la paciencia es imprescindible pero hoy en día lo queremos todo en el momento...me uno a las citas célebres...

"Nada se olvida más despacio que una ofensa, y nada, más rápido que un favor."
[Martin Luther King]

Gatadeangora dijo...

Hola Marcelo, en mi blog te he dejado una cosita.
Besos

begoyrafa dijo...

Yo cuando leo un libro, siempre tengo un lápiz a mano. Estás llenos de subrayados y soy un maniático de las citas. Supongo que es algo parecido al uso de los refranes.
Abrazos
Rafa

Noelia Jiménez dijo...

¡¡Qué bueno!! Jeje... A mí me encantan las citas.

SUSANA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
MARICHUY dijo...

Marcelo

La cita de Baudelaire, es genial. Y este post, también.

Saludos

copperhead dijo...

Un buen libro para inspirarse y comenzar cualquier relato con una cita (o bien tirar de ella a mitad de relato, cuando la máquina creativa decelera) es el "Diccionario abreviado del surrealismo", de Paul Éluard y André Breton. Cada definición surrealista es un pequeño poema...

En la pelicula "Descubriendo a Forrester" el personaje de Sean Connery, Forrester, dice que la mejor forma de empezar a escribir, es escribir; eso es cierto, pero un par de definiciones surrealistas pueden ayudar mucho...

el holandes herrante dijo...

Buenas. Por medio de este comment, quería pedirle que, cuando pueda, me envíe una reseña de su blog como así también una personal, para publicar en mi reciente página de links dentro del blog. De quererlo, puede adjuntar una imagen, banner, fotografía, etc. para ser anexado al texto.
Espero su contestación a lospuertosdelholandes@hotmail.com desde ya disculpe las molestias ocasionadas.
Saludos Herrantes…

Marcelo dijo...

Gracias a todos por las citas, invitaciones y comentarios. Tomo nota de todas ellas, y agrego algunas más del gran Fontanarrosa, de sus "aforismos en joda":

"No juzgar a los hombres por sus actos. Condenarlos"

"Mientras más sé, menos sé. No sé"

"Me descalcé en la oscuridad. Y pisé algo"

Arcángel Mirón dijo...

"La trama" es genial.

Este texto es bárbaro.

Y una vez más recordé a Dolina, en un cuento que se llama "Últimas palabras". No lo tengo a mano, pero te lo recomiendo.

Arcángel Mirón dijo...

(Los aforismos en joda de Fontanarrosa no son tan distintos a los aforismos en serio de Narosky).

Marichu dijo...

Muy buen post Marcelo. Excelentes frases y muy bien ubicadas.
beso

Sofía dijo...

Marcelo, buenísimo este post!
Que empieces una buena semana!

Marcelo dijo...

Gracias Marichu!
Un beso

Hola Sofia! Sabía que con este podía dar en la tecla.
Buena semana para vos también.

Casandra dijo...

Me entusiasma Borges. Un post genial. Besos :o)

Patty dijo...

Me encantó. Todas las citas encajan a la perfección y el cuento en sí, la historia de Pedro Menárdez, está muy bueno. Yo me creí "rara" porque me gustaban las citas... ahora no me siento tan sola, veo que a muchos les gustan.