miércoles, 4 de marzo de 2009

Cinco minutos

El reloj dice que faltan cinco minutos
Para levantarse de la cama
o para entrar al trabajo
Para seguir en la playa
o para que empiece la función.

Cinco minutos para tomarse la última cerveza
Para dar y recibir besos.
Quizás en realidad faltan cinco minutos para morir
o por vivir
Eso no lo sabemos
Lo que me resulta curioso
Es que vivimos como si tuviéramos
Cinco siglos por delante.

28 comentarios:

Isabel Estercita Lew dijo...

Es verdad, solo sabemos el tiempo que tuvimos, no tenemos la menor idea del tiempo que tendremos

Beijos

Patty dijo...

Vivimos como si fueramos inmortales aun sabiendo que no es cierto. Si supieramos lo corta que es en realidad nuestra existencia, no viviríamos de esa forma, si no apresurados para que nos alcanzara el tiempo.

Yo no esperaría cinco minutos para dar o recibir besos y abrazos. Un instante ya sería demasiado.

marichuy dijo...

Marcelo

En cinco minutos pueden suceder tantas cosas desastrosas. Pero también, cinco minutos bastan para constatar que a veces, los dioses se alinean en forma tan armoniosa que logran creaciones tan en estado de gracia... como tu poesía imperfecta.

Un beso

marichu dijo...

Quiero cinco siglos...donde los compro?

Lena dijo...

Escojo:

Besar

Beber

Vivir...

Vivo cada minuto como si fuera el último.

Exprimo la vida.

No veo siglos...si los viera quizás viviría con menos ansia de tragarme el regalo que es la vida.


Besos, Marcelazo Consuegrazo!

(jiji)

Merche Pallarés dijo...

Yo siempre vivo como si tuviera cinco minutos... Besotes, M.

Ana dijo...

Tras el sobresalto de haber leído y los propósitos de enmienda...
¡A seguir viviendo estos estúpidos cinco siglos!
Ay, Marcelo!!

m.eugènia creus-piqué dijo...

Dios me libre de vivir 5 siglos,pero cinco minutos bastan para tantas cosas...Pueden ser un segundo y pueden ser una eternidad.Besos.

AlmA :) dijo...

El tiempo tan sólo es tiempo... no sabemos que nos depara la energía cósmica... sin abandonarnos a la suerte jamás... luchando cada instante para vivir... o para morir... quién sabe...
pero... luchar!

un beso :*

Soledad Sánchez M. dijo...

Como decía la canción "Te recuerdo Amanda"

"La vida es eterna, en cinco minutos..."

Realmente la vida puede torcerse totalemnte en un segundo.

Un beso.

Soledad.

Cigarra dijo...

Formidable reflexión.
Procuraré meditarla.
Un abrazo

Camille Stein dijo...

así es

endeudar el futuro con planes medidos y a la medida

... hipotecarse, reservarse...

sin tener en cuenta lo azaroso del tiempo y de la vida

... hora sería ya de desterrar los relojes

y afrontar cada segundo como el último

un abrazo, Marcelo

Aurora dijo...

¿Sabés lo que es curioso? Que siempre pensé que tenía cinco minutos y vos me hacés pensar que quizás sean cinco siglos, si los vivo con intensidad.

Helena dijo...

Deberiamos observar mas a los animales, ellos si saben de la importancia de vivir el momento...El preciso instante en que estas viviendo. Un beso Marcelo.

ANABEL dijo...

Y la ignorancia nos hace feliz, porque imagina que sucedería si supieras cual es concreta y terminantemente tu tiempo.
Muaaaaaccccc

Mariela Torres dijo...

Menos mal que vivimos como si tuviéramos cinco siglos por delante, creo que es la forma de vivir.

Besos.

Ulysses dijo...

Desde que nacemos estamos listos para morir, no sabemos cuanto queda pero vivimos como si fuéramos inmortales. Si pensáramos en la muerte constantemente no podríamos vivir.

Saludos

gloria dijo...

Se nos olvida, somos muy olvidadizos con lo que a la vida (muerte) se refiere, pero recuerda, Marcelo, que "lo raro es vivir".
Este poema es tan universal que llega directo al corazón. Buen trabajo.
Un beso.

SUREANDO dijo...

"...acaso yo algún día mendigaré su beso." dijo Huidobro.
Estábamos pensando en el mismo tema Marcelo.

Sibyla dijo...

Y yo necesito cinco minutos,
sólo cinco minutos,
para entrar y leerte
saboreando lentamente
esa poesía imperfecta
que gratamente nos regalas...


Un abrazo fuerte Marcelo:)

Laura dijo...

Y si sólo nos quedaran cinco minutos por vivir, ¿qué haríamos? ¿Qué deuda pagaríamos? ¿Qué frase soltaríamos? ¿A quién?
A veces me paro a pensar en ello y... no se me ocurre nada.
Yo sí que vivo como si me quedaran cinco siglos por delante.
Un saludo

NoeliaA dijo...

Muy cierto, y muy buena forma de expresarlo.
Chau chau

ana. dijo...

¿No sentiste alguna vez que cinco minutos eran cinco siglos?

Haifa dijo...

Uffffff nene, acabás de tocarme donde mas me duele, estoy en una etapa que me obsesiona lo rápido que se pasa el tiempo. Muy buena la poesía.

María dijo...

Y, entre tanto, ni siquiera sirven ya esos cinco para parar, mirar, y tomar aire...

miriadas dijo...

"El mundo se va a acabar, el mundo se va a acabar, si un día me has de querer, te tienes que apresurar." No tenemos tanto tiempo, es relativo. Creer que tenemos cinco minutos y malversarlos, es un crimen. Salud, felicidad y tiempo, enhorabuena por tu blog, estaré por acá seguido.

begoyrafa dijo...

Cinco minutos para leer una entrada en La menor idea y cinco siglos para reflexionar sobre lo que nos dice.
La relatividad del tiempo.
Un abrazo
Rafa

ana maria parente dijo...

Y.....quizás sea cierto pues pienso que nuestro punto de vista o sea nuestra alma es inconmensurable y eterna.