lunes, 2 de marzo de 2009

Una mirada molesta

En mi edificio hay un tipo
Que hace guardia sábado y domingo
Cuando lo saludo me saluda
Es muy correcto pero
Hay un problema
Apenas me mira a los ojos
Enseguida escruta lo que llevo:
La bolsa con el desayuno
El diario del domingo
O el teléfono
Y me vuelve loco esa mirada
Me dan ganas de mostrarle la bolsa y decirle
¿Sabés que llevo?
Una cabeza, un pie izquierdo
Y un brazo sanguinoliento
¿Me los cuidás?

28 comentarios:

marichu dijo...

No soporto a la gente que no mira directo a los ojos, me cuesta mucho hablar con personas así...saludetes!

Ulysses dijo...

y por que no le contestas así??

Saludos

Ana dijo...

Está bien que sepa vuestras costumbres....Es parte de su oficio.
Cuando se haga una "composición de lugar" no mirará tanto.
Ya sólo verá "lo diferente".

Entonces las cabezas y brazos habrán dejado de ser importantes, tanto casi, como para darle una patada con un pie izquierdo, de esos sueltos... jajaja

Buena semana!! Besos al señor de los ojos permanentes!

Ines Motta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Camille Stein dijo...

los escrutadores profesionales son una verdadera pesadilla

yo no me quedaría con las ganas

... una contestación de ese estilo alivia las ganas de entrometerse en las vidas ajenas

un abrazo

m.eugènia creus-piqué dijo...

Malo,malo cuando no te miran a los ojos, por otra parte es el cásico portero fisgón y chafardero.Besos.

Laura dijo...

Mmmmm... no te mira a los ojos y escruta lo que llevas.
Sospechoso.

Ley de acción y reacción...

Buena respuesta. Ya me contarás el final de la historia.

gloria dijo...

Deberías hacerlo... seguro que no te vuelve a fichar de arriba a abajo, sólo por vergüenza.
Me he reído muchísimo imaginando la cara del vigilante con tu ocurrencia.
Muy bueno, Marcelo.
Un beso.

Laura dijo...

Creo que todos tenemos un vacino así, o un compañero de trabajo. El típico que no te mira nunca a la cara, pero te hace un "fichaje" de todo lo que llevas encima.
¡Que rabia da a los que nos gusta mirar a los ojos de nuestros interlocutores!
Un saludo

Juan Luis G. dijo...

Será tan tímido como curioso.

Saludos.

Rosa dijo...

No me gusta la gente que no mira a los ojos cuando habla.
¡Revelan tantas cosas, algunas mradas!.

Un saludo

SUSANA dijo...

Veamos...el apriorismo, la mirada escrutadora, incluso el gesto adusto, son parte del entrenamiento del personal de seguridad. No se enoje! La próxima, ensaye su mejor sonrisa y convídele medialunas!

Un beso!

Marta Noviembre dijo...

¡jajajajaja!¡se lo merece, por antipático!

Un abrazo

Selma dijo...

Sería interesante saber que profesión ejercía en el pasado... Deformación profesional...

¡Hazlo! ¡Díle todo eso!...Mirándolo a lo ojos...
Y nos explicas su reacción..

Un beso inquisitivo, Marcelo.

Reina dijo...

Jajaja! Es qu hay también miradas inoportunas y desagrables... ¡Cotillas!

Besitos

esteban lob dijo...

Hola Marcelo:

Yo vivo en un Condominio. Y, a veces, llegan a la puerta de mi casa personas que no han sido controladas debidamente. Tal vez haga falta un tipo como aquel.
Se necesita de todo en este mundo, incluso individuos de ese perfil.
¡Lamentablemente!
Claro que aquel debe padecer de "deformación profesional" al mirarte igual que a un posible intruso.

Saludos.

Marcelo dijo...

El problema es que el hombre no es un profesional, y el edificio tampoco es una fortaleza. No sé que haría si hubiera un problema de verdad...
Y el otro problema es que hace dos años que viene y hablamos alguna vez de fútbol, por lo que ya me conoce. Y sin embargo cuando estoy saliendo a la calle me hace lo mismo!
De todas maneras gracias a los que me piden comprensión. Por las dudas, si alguien sabe de alguna cabeza, un pie izquierdo y un brazo sanguinoliento para facilitarme, se los agradezco.

Marilyn dijo...

Bueno, ya sabes, la escuela de anatomia... :P

Gatadeangora dijo...

Yo que tu le atizaba con el pollo congelado , jajajaja.
Besos

Helena dijo...

Si al final se lo dices (yo lo haria jejeeje) cuentame que cara pone. Un besote

Merche Pallarés dijo...

Sí, como dice HELENA, si lo haces cuenta a ver que cara pone o si finalmente ¡te mira a los ojos! Besotes, M.

Cigarra dijo...

Podrías utilizar la propia cabeza, pié o brazo del inquisidor, y así matabas dos pajaros de un tiro. Claro que ya no tendrías a quién enseñársela!

Antón de Muros dijo...

Marcelo: es probable que tenga algo contra los de Vélez... ¿de qué cuadro será? ;-)

Un abrazo.

Antón.

Caminodelsur dijo...

Èstá bien mientras no te conocen pero en un par de veces ya se sabe quien es quien.

:)

Malvada Bruja del Norte dijo...

Jajajaja...y que me dices de las vecinas que te miran de arriba abajo y de abajo arriba...una incluso un día me puso debajo de la luz, porque quería "ver lo guapa que me había puesto".
Otra espiaba siempre cuando se duchaba un amigo (a ésta no la culpo, realmente era muy guapo). No estás solo!

Nina Maguid dijo...

Mmmh... el desayuno y el diario... en serio, ¿qué llevás en la bolsa?

ana. dijo...

Es que ahora pasa eso todo el tiempo, en los edificios, en los comercios...esas miradas!!!! Me parece que un poco es su trabajo y otro poco...encontraron una manera de ejercer poder sobre otro (nosotros, los mirados).
Igual...vos escribís...me parece que despertás cierta sospecha...;)

ana maria parente dijo...

Recuerdas cuando al entrar a cualquier oficina ,en época de los militares ,habìa que abrir las bolsas y carteras.Los tipos que vigilaban hacìan abrir los bolsos como diciendo:"a ver que llevas delincuente?".O bien:"vos con esa cara de buena gente no eres la excepción en mi desconfianza".
Es como dice mi tocaya ,esta gente por el miedo reinante está contenta,puès es una forma de ejercer poder.