sábado, 28 de marzo de 2009

Hombre al agua

Creyó que era un sueño pero no.
Estaba dentro de un vaso de agua
Y si no braceaba, se ahogaba
Mas él era un eximio nadador,
y nunca, pero nunca
tenía por costumbre ahogarse en vasos de agua.
Enfiló hacia la orilla de vidrio y demoraba
- ¿será un vaso de whisky?Por fin estuvo a punto de llegar
Incluso rozó el vidrio
Pero el Gigante tuvo sed
y bebió del vaso.

28 comentarios:

Cecy dijo...

Se lo tragaron?

Je.

Besos.

Merche Pallarés dijo...

Bueno, ya que se estaba ahogando, mejor beberlo y si era whisky ¡mucho mejor! ¿no crees? Besotes, M.

gabo dijo...

Em a mi me paso eso en un examen de la facu, me ahogue en un vaso de agua o tal vez era un chivas no se, pero la cuestión era que la profe era bastante grandota y se clavó el vaso de fondo blanco y me tragó.

Camille Stein dijo...

si hubiera sido whisky

quizá no buscaría la orilla

quizá pensaría que estaba en mitad del océano

y el vidrio era la frontera del horizonte


un abrazo

begoyrafa dijo...

Lo bueno de que fuero whisky es que el hombre quizá estaba lo suficientemente borracho para no darse cuenta de que el gigante lo engullía.
Un abrazo
Rafa

Cecilia Alameda Sol dijo...

Y luego nadaba en las tripas del gigante como Pinocho en las de la ballena

TORO SALVAJE dijo...

El Gigante no tenía escrúpulos.

Saludos.

Steve McQueen dijo...

Me encanta la música del blog.
Y la entrada de hoy es más que sugerente.

Dav dijo...

De verdad, que si Kafka levantara la cabeza, estaria muy orgulloso de tus letras
Saludos.

Cuspedepita dijo...

Hola, Marcelo.
Gracias por tu comentario. Estoy dando vueltas por tu casa y la verdad es que estoy disfrutando mucho la visita, así que creo que volverás a tener noticias mías.
Me he reído con tus advertencias sobre los abogados y demás, me he emocionado con tu música y me quedo pasmada leyendo tus estupendos relatos.
¿Que más se puede pedir? ;-)
Un abrazo gallego :-)

Colectivo Cagarrutia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Parsimonia dijo...

Desconcertante...

gloria dijo...

Te esfuerzas por no ahogarte y viene el Gigante a tragarte... o a librarte del agua que te ahogaba, ¿quién sabe?

Muy bueno. Me ha encantado.

Un beso.

Luz de Gas dijo...

Que lástima. ¿seguirá nadando estre los intestinos?

Un abrazo

salvadorpliego dijo...

Genial!!!! Mucho muy bueno e ingenioso. Te felicito. Un placer leerte.

Antón de Muros dijo...

¡Cuántas veces creimos que era un sueño pero no!

Un abrazo, Marcelo.

Antón.

Fero dijo...

Si no nos ahogamos en un vaso de agua, vienen otros a ahogarnos a como de lugar.
Que tragicomedia es la vida.

excelente, encantado leerte.

saludos.

SUREANDO dijo...

Yo acostumbraba a ahogarme en un vaso de agua.
Ahora que la vida ha pasado la curva, ya no me ahogo como antes.
A veces aparecen problemas "gigantes" que quieren tragarme, pero ya no lo consiguen: ¿lucha, resignación...? las dos cosas, no sé, pero un vaso de agua o de whisky, seguro que no.
Felicitaciones Marcelo, cada día mejor, como el vino, digo yo.

Helena dijo...

Yo espero que una de tus historias acabe en un final feliz...Besitos.

Es que soy una sentimental ;-)

Malvada Bruja del Norte dijo...

Jajaja...Me has hecho pensar en algo que leí acerca del rodaje de La Reina de África, donde John Huston y Bogart sólo bebieron whisky, hasta para lavarse los dientes y... fueron los únicos que no enfermaron ni tuvieron cólicos :-P

Caminodelsur dijo...

Es un espejo, se bebió asi mismo....

Arcángel Mirón dijo...

Siempre habrá gigantes. Qué le vamos a hacer.

m.eugènia creus-piqué dijo...

Ahogarse en un vaso de agua ya es triste aunque muchas personas tienden a ello pero que encima te engullan cual mosca en el líquido...ya es para morirse ! Buen fínde chico guapo.

marichu dijo...

La solución es sencilla. El hombre debería gritar y avisarle al gigante que está dentro del vaso.
Dice que es grandote pero en ningún lado dice que es malo, no creo que tenga intenciones de tragárselo...glup!


beso

Selma dijo...

¿Este Gigante tragón era Pantagruel o Gargantua?
He seguido leyendo...siempre y ahora dejo mis huellas , poco a poco...

Un beso, Marcelo y otros muy cariñosos para tus Princesas..

Patty dijo...

¡Me sorprendió el final! Pobre. Ojalá haya sobrevivido, como esa historia biblica que nunca leí que cuenta de alguien que vivió dentro de una ballena (¿o era mitológica?).

Saludos.

Shandy dijo...

A veces los que nos ahogamos en un vaso de agua, nadamos en el Mar con olas de siete metros y tempestades. Comprobado esto, los vasos de agua se quedan chiquitos y nos los bebemos de un trago.
Me gusta.

Ana dijo...

Lo mío son los ahogos, creo que también los salvamentos pero sólo los ajenos.
Mientras escribo, nado, cosas de la edad. No sé salir de vasos pero he aprendido a ahogarme con una gran naturalidad.