sábado, 21 de marzo de 2009

Tengo un amigo gay

Tengo un amigo gay
uno negro
y uno judío
(yo soy sudaca, y también un poco contrahecho)
Salimos una vez por mes
y nos divertimos mucho.
Juan quiere esta noche ser de la partida
pero le diremos que no
Porque en verdad se llama Wang
Y no nos gustan los chinos.

39 comentarios:

gloria dijo...

Ha vuelto Wang!!

¿El chino está por debajo de los homosexuales, los negros, los judíos y los sudacas? Ay...

(me ha hecho reír mucho esta entrada, está excelente)

Un beso.

Cecy dijo...

Esto me superó.

naaaaaaa


jajajajaja

Que te diviertas.

Besos.

Malvada Bruja del Norte dijo...

Jajajaja...supongo que te refieres al juego... no a los habitantes de ese gran país.

Un besote!

Cecilia Alameda Sol dijo...

Yo también. Bueno, el negro no es amigo cercano, pero le aprecio como tal. Y como sale tanto en el periódico....

Haifa dijo...

Jajajajaja, muy bueno!

Camille Stein dijo...

:)

pobre Wang... y qué excusa le vais a dar ?


un abrazo

HADA ISOL dijo...

No podés!!!!!!!!!!!!!!!!
sos genial!!!!!!!!!!!!!!!
como me reí!!!!!!
jajajaja!!!!!!!!!!!!
Marce bendito seas por esta inspiración tuya,sos único!!!!

Helena dijo...

Jajaja..Venga mandame a Wang para acá, yo ya he salido con dos chinos, por uno ma no me va a pasar ná. Besos.

Marilyn dijo...

Me recordó a mi sobrina, que ama su color de piel un poco más "morenito", y quiere ser como Obama, jajaja!
Saludos...

Patty dijo...

Uh, ¡que bueno debe estar presenciar una de esas salidas! Me imagino que las vecinas chusmas tendrán mucho que comentar. ¡¡¡Y el portero de tu edificio se debe hacer una fiesta con ustedes!!!

Pobre, el chino también es un ser humano. Jajaja.

marichuy dijo...

Marcelos

Y el epílogo es:
"pero descuida que no somos racistas"

Mi mejor amigo es homosexual, por cierto.

jjulia cofasso dijo...

genial.-
asi de simple, genial..

saludos

Antón de Muros dijo...

No discrimines, Marcelo, no discrimines... ;-)

Un abrazo.

Antón.

gabo dijo...

Está de moda hablar de discriminación, de hecho mi ultia entrada se refiere a eso mismo.Hoy no se puede ser negro, ni indio, ni sudaca, ni bolita, ni gordo, ni nada. Abrazo, tu blog es el mejor que he visto.

lisebe dijo...

Marcelo:

Me acerco hasta aquí para agradecerte tu visita a mi casita, muchas gracias y sí somos una gran multitud de amigos de todo el mundo, es impresionante lo que pueden hacer las ondas y este medio...

Besosssss

David dijo...

JAJA GENIAL ¡
Todo un homenaje ahora que se celebre el dia internacional contra el racismo.
Un abrazo

begoyrafa dijo...

Siempre existirá un Wang, más o menos el mismo que nosotros somos para otros.
Un abrazo
Rafa

m.eugènia creus-piqué dijo...

Bueno, buenísimo chico guapo, me he reído a gusto, tienes unas ocurrencias geniales.Besitos.

esteban lob dijo...

Hola Marcelo:

Te pongo a prueba. Aunque salgan además con el chino...¿Podrán juntar a un hincha de River con uno de Boca...o a uno de San Lorenzo con alguno de Huracán...o a uno de Estudiantes con uno de Gimnasia?

Saludos.

Merche Pallarés dijo...

Ah, ¿es el dia de la discriminación (contra, quiero decir...)? Pues, no me había enterado... Recuerdo que en mis años juveniles de Canada, tenía una amiga negra, otra mulata y yo, que era blanca. Les propuse que deberíamos hacer un trio musical que se llamara "The three shades"... Besotes, M.

ANABEL dijo...

Apártate que me tiznas, le dijo la sartén al cazo ¿no?
Besos

out of the mist dijo...

Buenísimo...jajajaja
xoxo

Isabel Estercita Lew dijo...

Juan Wang es un capo, tiene un super a lado de mi casa y me regala caramelos porque no tiene monedas para el vuelto.
Beijos

DELIRIUMTREMENDS dijo...

Pero si ahora están de moda los chinos, no tienes mas que irte al cine, y verte EL GRAN TORINO, o CEREZOS EN FLOR... y están en todas partes, son adorables. Yo me lo llevaría, claro, si aceptas la competitividad que ello supone...
Vine del blog del Arcangel, si te ha dedicado algo, es que tu lo vales, y sí que lo vales. Tu post del amor, y echarle hielo a los problemas, es sublime, una preciosidad, sensibilidad por los cuatro costados emana.
Un beso, y encantada de conocer tu blog.

Fero dijo...

el racismo es irracional,
lo has demostrado muy bien.

saludos.

Ana dijo...

Claro todos podemos "tener manías" jajaja
Ahora en serio:
Nacer judío, negro, homosexual... no significa estar a salvo de ser unos racistas. Si pensáramos eso lo seríamos nosotros.
Un abrazo Marcelo.

Laura dijo...

Me da pena de Wang. Admitidle, ¿no?
Un saludo

ikerjauregui dijo...

Hola Carnaval!! En verdad es una gran sorpresa encontrar estos escritos tan llenos de simpatía!, entrare seguido a leerte, desde México para tu blog una atenta admiración.

Soledad Sánchez M. dijo...

Muy bueno, Marcelo, me he reído un rato.

La estupidez humana no tiene límites, porque todos somos "algo" para otros y realmente somos lo mismo, la misma materia, en distinto envase.

Y si teneis esa manía: pasadme a Wang, que me lo llevo de copas.

Un beso enorme.

Soledad.

Juan Luis G. dijo...

Jajajaja... También sois un poco "estirados".

Me gusta tu ironía, pero en el fondo la sociedad es así.

Un abrazo.

Mi vida en 20 kg. dijo...

Jajajajaja!!!!!! buenisimo....

DianNa_ dijo...

Si pudiéramos quitarnos la piel!!! o fuéramos ciegos todos... no habría racismo :)

Muy bueno tu post, viejito.

Besos, grandes y digo 3 con la que llevo :)

olhodopombo dijo...

neste planeta não ha quem não tenha seus preconceitos contra estes ou aqueles....
estou em Recife e com a maior dificuldade de colocar fotos no meu blog....

ana. dijo...

Esa es una de las cosas que no entiendo. No encuentro explicación a esos sentimientos de racismo. Muy bueno, Marcelo.

Pd.: Todavía estás con Maritoñi???
Se enamoró de vos, me parece!!!
Lo dice en su blog!!!

Besos.

angela dijo...

Marcelo, quiero pensar que lo tuyo es ironía y por ello te felicito. De no ser así.... Me quedo con Obama . Siempre nos provocas con tus escritos o ¿ no?...Gracias por tus comentarios y un abrazo.Angela

Maritoñi dijo...

Pues a mi me encanta la comida china con mi marido homosexual, con mi amigo negro y mi psicoanalista judío.

Besos con azúcar glasé.

BEATRIZ dijo...

Ay pobre Wang, tan simpáticos que son los chinos.

Un texto divertido

Más saludos

Marcelo dijo...

Lo puse al chino al final porque sé que Juan/Wang tiene sus fans, pero era indistinto, el discriminado podía ser cualquiera de los otros de la historia. Siempre me llamó mucho la atención que los discriminados suelen ser grandes discriminadores.

Mari Carmen dijo...

Di que sí, en algún momento uno tiene que decir que no :), que no todo vale, ¡faltaría más!

Una entrada simpatiquísima, Marcelo :)

Un abrazo y feliz fin de semana.