martes, 17 de marzo de 2009

Interrupción

En dirección opuesta a mi camino
Viene un hombre bien vestido conversando
Busco teléfonos, compañía
pero viene hablando solo
Lo que sea que le oye va a su izquierda
Y el hombre le sonríe, gesticula
Ya nos cruzamos y advierte que lo observo
Se calla y me dedica una sonrisa
cómplice,
que devuelvo.
Ya ganó mi espalda y sigue su camino
Pero giro a ver qué hace
Y él vuelve a hablarle al de la izquierda
Estoy seguro que le dijo

- Te decía que…

42 comentarios:

Cecy dijo...

Y si, que pasa.
Esa linda mania de mirar y observar.

Que tangazo.
Ya te lo dije verdad?
Me puede.

Besos.

SUSANA dijo...

Son fantasmas personales, Marcelo. Cada quien tiene el suyo. Algunos atienden la charla, como el hombre de su relato, otros se hacen los distraídos.

El arte de dialogar con los fantasmas propios no está muy en boga, pero tiene sus beneficios. Suelen entendernos...aunque parezca un soliloquio.

Buenas Noches!

Patty dijo...

A mi me gusta hablar con seres imaginarios. Te ayuda a aclarar ideas, descargar emociones... Y si te enojás con lo que te dicen (oh, si. Algunos pueden respondernos) los dejás de imaginar y ¡caput! se desvanecen en el aire.

(Yo que vos, Marce, le hubiese preguntado a alguien más. Tal vez, sólo vos no podías ver al acompañante del caballero en cuestión)

marichuy dijo...

Marcelo

Tu post me reconcilió conmigo misma. hasta ahora, creía que yo era la única loca que hablaba conmigo mientras caminaba.

Un beso

PS Y gracias por el texto que me enviaste esta mañana

Marcelo dijo...

Cecy: muchas cosas que aquí escribo vienen derechito de la lleca...Y el tango sigue, pero detrás de Clapton. Me perdonás?
Un beso!

Susy: no se me ocurrió que el fantasma estuviera escuchando...En ese caso me lo llevé por delante, porque pasé por la izquierda del tipo. O lo que es peor, me atravesó. Por eso me habrá sonreído el tipo?
Un beso

Marcelo dijo...

Me dejaste pensando Patty. A lo mejor el loco/ciego soy yo.
Un beso!

Creeme que no Marichuy, veo un par de monoparlantes por día. (de nada)
Un beso

Cecy dijo...

Nada que perdonar.
Tambien me gusta.
;)

Isabel Estercita Lew dijo...

Yo también a veces pienso en voz alta, es un buen ejercicio. También puede ser que este señor estuviera con su amigo invisible, todos tenemos uno en la infancia pero después perdemos la magia, puede que este señor simpático no la haya perdido.

Beijos

HADA ISOL dijo...

Una de dos o el hombre tenía un amigo imaginario, o ese hombre es tu amigo imaginario y aun no fueron presentados!
Me gustó mucho leerte ,un abrazo!

Haifa dijo...

Dos extraños son, los que se miran..........!!!!!!!! (como decía la canción).
Agendate mi email: melurey83@gmail.com. Besos

Merche Pallarés dijo...

¿No estaría hablando por el "hands-free"? Besotes, M.

gloria dijo...

Esa sonrisa cómplice... seguro que tú te haces una idea de con quién hablaba aquel elegante señor (si fuera un señor mal vestido le ignoraríamos de entrada... tú no, sé que no).
"Before you accuse me, take a look at yourself", un acompañamiento perfecto para tu poema, Marcelo.
Un beso.

§♫*€lisa*♫§ dijo...

cuando dos extraños se miran
es el comienzo de dejar de serlo;-)

ingenioso relato

saludines para vos

DianNa_ dijo...

Me gustan los fantasmas, viejito lindo :) y tus relatos.

Besos de bruja

Camille Stein dijo...

lo peor de los imaginarios que nos acompañan es cuando se ponen a discutir entre sí... y si el de su derecha hubiera estado en desacuerdo ?

hay tantas soledades desdobladas en nuestro interior...

un abrazo, Marcelo

RECOMENZAR dijo...

Ví un comentario tuyo en un blog que me llamó la atención. Es por eso que aqui estoy y realmente tu espacio me gusta besos

Juan Luis G. dijo...

Yo también hablaba sólo en voz alta, incluso antes de que se inventaran los manos-libres para disimular.

Un abrazo.

Laura dijo...

¡Dalo por hecho, Marcelo! Seguro que le dijo eso. Yo confieso que alguna vez me he sorprendido a mí misma sumergida en mis pensamientos y haciendo algún gesto o pequeña sonrisa cuando voy sola por la calle, pero una conversación... Eso ya es para tomárselo en serio.
Un saludo

Caminodelsur dijo...

¡Que lindo lo que te pasó!, atravesar a un fantasma no cualquiera Marcelo, no cualquiera!


Hermosisima música

y bla bla bla bla.....
es que hoy amanecí medio loca.

m.eugènia creus-piqué dijo...

Jajajaja, me he muerto de risa con el comentario de Merche Pallares.

Luna dijo...

Cuando escucho sobre este tipo de conversaciones, me vienbe a la cabeza el poema de Machado:

Converso con el hombre que siempre va conmigo
quien habla solo espera hablar a Dios un día
mi soliloquio es plática con ese buen amigo
que me enseñó el secreto de la filantropía.

Saludos

olhodopombo dijo...

Oi Marcelo, estou em Recife por uns dias, depois vou a Paraiba, problemas famuliares , graves,
esta dificil conectar a internet...

BEATRIZ dijo...

Marcelo,

Me encantan ese tipo de conversaciones, hacen el paseo ameno.

Tu narración es delicada.

Un abrazo grande

begoyrafa dijo...

¿Y si la sonrisa cómplice se debía a que tú también llevabas a alguien al lado que sólo él podía ver?
Un abrazo
Rafa

Aurora dijo...

Yo pienso que te interrumpió más el señor que vos a él, ya que él siguió con su charla pero vos no pudiste seguir con tu pensamiento.
Fíjate que el de la izquierda podía ser Justiniano, el de Toro Salvaje, curioso...
Un beso.

Pamela dijo...

Sólo en Buenos Aires (como te envidio!)

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Iba a citar a Machado, pero ya lo han hecho.
A veces es bueno tener una conversación larga con uno mismo.

TORO SALVAJE dijo...

Qué bueno.
Somos unos locos estupendos.
A veces.

Saludos.

ana. dijo...

Yo suelo entablar largas conversaciones con mi sombra...
Besitos, Marcelo

Marcelo dijo...

OK Cecy!
Un saludo

Isabel: yo nunca tuve uno. A lo mejor, ahora caigo en la cuenta de muchas cosas...
Un beso

Isol:
eso engancharía con lo que acabo de contarle a Isabel...
Un beso!

Haifa: esa es de tu vecino, no?
(agendado)
Un beso

Marcelo dijo...

Merche: sabía que me ibas a preguntar eso. Incluso el párrafo aclaratorio de la falta de teléfono, casi que lo puse pensando en tu racionalidad...No lo tenía, pero me hiciste reír!
Un beso

Pensé en todo eso Gloria.
A propósito, vos con quien creés que hablaba?
Un beso

Gracias Elisa. Esa cara en la multitud de la calle, no la olvidé.
Un saludo para vos también!

Marcelo dijo...

DianNa: espero que en un castillo te encuentres con mis relatos, y en tu ordenador aparezca un fantasma pícaro, pero bueno.
Un beso viejita!

Camille: por lo poco que vi (o que no vi) al de la derecha no le tenían mucho en cuenta. Por qué sería?
Un abrazo!

Muchas gracias Recomenzar! Ya comenzaste por aquí también, y te lo agradezco.
Un saludo
PD: me dejaste curioso con el comentario que te llamó la atención...

Marcelo dijo...

Genial Juan Luis: Me voy a comprar un manos libres sin conectar, para conversar tranquilo.
Un abrazo

Laura: y si fueran dos tipos hablando solos en la misma dirección, estarían dialogando? ellos dos, o cuatro?

Camino del Sur: me atravesó, sí, pero no sentí nada, salvo la necesidad de hablar solo...
blablabla!
Un beso

Marcelo dijo...

Geni: Merche va a un sepelio, y estoy seguro que hace reír a los deudos...
Un beso

Luna: escelente poema! Me pregunto qué te contestas cuando te viene a la cabeza ese poema de Machado...
Un beso

Fatima: espero que tudo de certo...
bjs

Marcelo dijo...

Gracias Beatriz!
Espero verte seguido por aquí.
Un saludo!

Caray Rafa! Yo venía con el mp3, tal vez no venía cantando sino hablando...
Tenés razón!
Un abrazo

Aurora, entre Rafa y vos me confundieron completamente. En qué vendría pensando? pues no lo sé.
Un saludo

Marcelo dijo...

Pamela: no me envidies. Vení.
Un beso

Pedro: es que no todos tenemos a un Sancho para que nos escuche, o mejor dicho, que nos oiga...
Un abrazo!

Toro: Justiniano anduvo por aquí, viste?
Un abrazo

Ana: la sombra tiene una ventaja, porque podés verla.
Un beso

AlmA :) dijo...

comentamos a nuestros amig@s todo aquello que nos faltó por decir en algún momento... confesamos nuestros miedos... las últimas noticias y... cuando alguien curioso nos mira... como quién no quiere la cosa hacemos plásticamente aparecer una sonrisa pegadiza... que desaparece cuando los ojos enfocan a otro lado y la curiosidad pasa... jejeje

qué decíamos?...

un besito

gloria dijo...

Te voy a responder, Marcelo: por un momento pensé que te cruzabas con Menárdez mientras hablaba con Borges.

SOMMER dijo...

Lo mejor de todo, querido amigo Marcelo, la sonrisa cómplice que os dedicásteis.

Abrazos desde el otro lado del charco.

esteban lob dijo...

Hola Marcelo:

Quiero pensar también que el tipo tenía el sistema manos libres habilitado...hacia la izquierda.
Por eso pasaste sin atropellar al supuesto acompañante.

(Divagaciones en busca de lógica, en un mundo plagado de sueños).
Confesión: prefiero los sueños.

Fero dijo...

Tu forma de relatar es maravillosa,
me gusta como armonizas cada detalle y pintas cada instante como si fuera el más importante.
Me ha encantado, me ha parecido excelente, sin duda.

Gracias por tu comentario en mi espacio.

Saludos.

Antón de Muros dijo...

Marcelo:

El relato me hizo acordar ese tema de Alejandro Del Prado, "Los locos de Buenos Aires", ¿te acordás?

"Uno esta solo y espera,
otro cree a su manera,
otro ciego en su locura,
y otro que no vive dura...
la ciudad los ama y que?

uno quedo en el ´40
otro no, ya esta de vuelta,
otro que se las sabe todas,
y otro reza a toda hora...
la ciudad los ama y que?

los locos de buenos aires
latiendo por todas partes
llenando de sol la noche
con su fuerza con su arte
andan sueltos por la vida
con su fe, su fantasia,
cuidado con esa gente,
no se sabe que pretende...

uno enseña medicina en el tren
otro pasa saludando a quien
otro serio, amenazante,
y otro tranquilo y errante,
la ciudad los ama y que?

uno con su obra de teatro,
otro con su flauta y su gato,
otro poeta y periodista,
y otro actor y oficinista...
la ciudad los ama y que?"