martes, 10 de marzo de 2009

Es fácil (Parte II)


- Es fácil. Lo único que tiene que hacer Ud. es ir hasta la chacra de mi esposo y asegurarse que todo está bien
- ¿Contratar un detective privado para eso? ¿Por qué no pedírselo a un vecino o hacerlo Ud. misma?
- Porque estamos separados hace un tiempo y no deseo verlo ni quiero que piense que estoy preocupada por él. Pero hace unos días que no contesta mis llamados. Si no lo encuentra eche un vistazo, algo que le diga donde puede estar. Por el perro no se preocupe, me lo llevé yo cuando me fui. ¿El dinero no le parece suficiente? Si está todo bien será el trabajo más fácil que jamás hizo.

Nunca le gustó un trabajo cuando el cliente le dice que es fácil. Pero la economía de nuestro detective no estaba para pálpitos ni más preguntas. Salió a la ruta al atardecer y en un par de horas encontró el camino de tierra que lo llevaba hasta la chacra solitaria, la única en varios kilómetros. Ya era noche cerrada cuando dejó su auto detrás de una arboleda. Los últimos trescientos metros los haría caminando. Si como dijo su cliente “todo estaba bien”, volvería tan discretamente como llegó. La luna guiaba sus pasos por el camino.

Antes de llegar a la casa se encontró una vieja Ford “F 100” roja, escondida también entre unos árboles. Le pareció que la había visto en alguna otra parte y no le gustó nada. Pese a ser las nueve de la noche y estar el auto del dueño de casa en la entrada, la chacra estaba completamente a oscuras. No le quedaba más remedio que usar su pequeña linterna. Optó por rodear la finca y buscar alguna ventana abierta. Cuando entró, el primer cadáver que enfocó fue el de una mujer, en la mitad de la escalera. Tenía un tiro en el vientre. En el sillón estaba el dueño de casa, como si estuviera leyendo. Un tiro en el pecho. Y a metros de la puerta otros dos: a uno lo conocía.

- Parece que esta vez al Tuerto le salió mal…

Se le ocurrió que el Tuerto tenía cara de sorpresa. Cinco tiros en la espalda. El otro tenía solamente uno, y estaba junto a él. Parecía estar riéndose.
Para ordenar la secuencia encendió un cigarrillo sin importarle en absoluto preservar la escena de los crímenes.

- El Tuerto va por adelante y el otro por la ventana de atrás. El tipo está tranquilo leyendo. Es simple, no hay nadie cerca. El trabajo lo hace el Tuerto, experto tirador: un disparo en el pecho y luego se aproxima para rematarlo. Se confían, el otro suelta el arma, qué raro…La mujer está arriba y en vez de quedarse quieta desciende y sorprende a los dos “killers” de espaldas. Casi le baja el cargador entero al Tuerto. El otro al oír los disparos quiere huir pero la mujer le emboca el último tiro. Ella lo pierde de vista al Tuerto y éste desde el piso le acierta un balazo en el vientre. El del tiro en la espalda agonizó mucho tiempo. Consiguió moverse un poco pero no hubo caso. Se mueren los cuatro…

Nuestro detective sale de la chacra con la linterna apagada en dirección a su auto. Le avisará a su clienta y a la policía pero lejos de ahí, para evitar preguntas molestas. Mientras camina por la oscuridad de la noche nota que no hay ningún ruido. A la ida había oído algunos grillos y una lechuza. Se rió de sí mismo. La última vez que había estado en el campo fue con la escuela, cómo se le ocurre que el silencio animal es porque hay alguien más…
Un golpe en la nuca volvió más negra la noche. Y eso que la luna hacía rato que estaba tapada por las nubes.

27 comentarios:

Lena dijo...

Me bebí el texto.

Sigo con sed.

Más.

Más.

Más.

Besazos, M. el Divino!

Merche Pallarés dijo...

¡Por fin he podido acceder a tus comentarios! porque por un buen rato no he podido...
Esa peli me suena mucho con Robert Mitchum y ella no caigo... pero, cuenta, cuenta, ¿¿Qué pasa despues?? Besotes, M.

Reina dijo...

Uff qué bueno, Marcelo!!!! Me ha impresionado e intrigado... "Chicago, años 30"...

Lo fácil es como lo barato, al final es carísimo...

¿Habrá tercera parte?

Besos

ANABEL dijo...

Más, más, más.
Por cierto, seguro que se levanta con dolor de cabeza (pobre).
Muy bueno, muy bueno.

ANABEL dijo...

Más, más, más.
Por cierto, seguro que se levanta con dolor de cabeza (pobre).
Muy bueno, muy bueno.

gloria dijo...

Pues no voy a ser original, y como el resto te pido más de esta genial serie de detectives y "killers"...
Me equivoqué, pero no me importa, quiero seguir leyendo.
Un beso.

Camille Stein dijo...

una historia completamente absorbente, Marcelo

se lee aceleradamente, con ansia creciente

oscuro, delicioso, soberbio

aquí estoy, a la espera de más...


un abrazo

Rachel dijo...

nos tienes a todos en vilo marcelo, espero una tercera parte verdad????
di que sí jeje

un beso,
Rachel

SUSANA dijo...

Ya desde la foto de “Out of the Past” (peliculón) viene avisando que el relato es noir, blanco y negro, cuarentoso, de detective, maleantes, femme fatal, crimen, intriga…buenísimo!.
Lo que me encanta:la narración omnisciente, irónica y cómplice y por sobre todo, el hilo conductor entre la Parte I y la II. Parece una lupa, más cercana en el anterior y en esta abre el ángulo visual y narrativo.

Lo seguimos Marcelo, no nos deje en la oscuridad de esa noche!
Un beso.

HADA ISOL dijo...

Con razón me dijiste que los tuertos tenían buena puntería...
Este relato tuyo es apasionante,lo leí con tantas ganas,me ha gustado y espero la tercera parte,que bien escribes!

Isabel Estercita Lew dijo...

Será que el rey tuerto volvió de la muerte? Suspenso...

Beijos

Ana dijo...

Jooooooooo Marcelo!!
Y ahora, después de aplaudir, tenemos que esperar otra vez!!
Babeamos entre tanto...!!
Guau - guau, guau

Selma dijo...

No creo desvelar ningún secreto... para calmar las ansías ;-)...Habrá tercera y cuarta y si me apuran quinta partes..¿Verdad, detective?

Un beso.

Patty dijo...

Bueno, por lo menos el detective no se murió. Es un personaje con continuidad en la historia. ¡Estabas matándolos a todos! Jajaja.

No voy a pedir una tercera o cuarta parte porque ya lo han hecho por mi. (La historia va a seguir, ¿no?)

Soledad Sánchez M. dijo...

¡A esperar tocan, Marcelo!

Cuídame bien al detective.

Un beso.

Soledad

marichu dijo...

Excelente!

Marcelo dijo...

Gracias Lena! Habrá una más, seguro.
Un beso!
(vamos al Bar Mundial!)

Merche: te lo contesta Susana abajo. Ella es Jane Greer...Veremos qué le pasa a nuestro detective que tanto se parece a Mitchum!

Estamos de acuerdo en ambas cosas Anabel. Habrá una más, y seguroq ue se levanta con dolor de cabeza, como vos...
Un beso
Un beso

Si no la hay me matan Reina...Es cuestión de esperar! Un beso y gracias

Marcelo dijo...

Habrá una más Gloria. Veremos qué nos depara el destino con eso. Porque hay veces que los protagonistas se salen del destino que le asignamos sin consultarlos...
Un beso!

Gracias Camille! Y espero que no defraude la tercera!

Digo que sí Rachel! Y muchas gracias por pasar por aquí!
Un beso
Un abrazo

Marcelo dijo...

Claro que no Susana! La noche tal vez continúe oscura. Pero no podemos dejar a nuestro detective abandonado a su suerte. Y tanto él como el autor le agradecen el recuerdo de esa magnífica película y la cariñosa asociación que hace con estas letras, que los tres sabemos imposible...
Un beso y gracias una vez más!

Isol: No es el primer tuerto eximio tirador que conozco...Gracias por seguir la historia!
Un beso

Isabel: todo es posible, pero el Tuerto tiene cinco plomos en la espalda...Será posible que...? Habrá que verlo!

Marcelo dijo...

jajajajajaja! Ana, Me hiciste reír con todos los sonidos que usaste. Eso quiere decir que te gustó y te lo agradezco mucho. Ya veremos qué sucede...

Hola Selma! Cómo estás? Siempre es un gusto verte por aquí. No sé si tanto, pero una tercera habrá...Por otra parte recuerda que el detective tiene su propia etiqueta, sólo que luego quedó un poco eclipsado por Menárdez y nuestro querido H.M., quien en lo que va de 2.009 no ha aparecido aún...
Un beso!

Marcelo dijo...

Patty: tenés razón, me convertí en un asesino múltiple sin darme cuenta. Pero el detetive forma parte de la casa, ya tiene sus historias previas...
Veremos qué sucede!
Un beso

Marcelo dijo...

Soledad: Te lo cuidaré al detective, porque lo quiero mucho. Es más, es la foto que más me gusta y pongo en mi perfil...Pero está en una mala situación!
Un beso

Gracias Marichu!
Beijos

Ana dijo...

Nooooooooooo cómo vas a dejar ese final así! nos vas a dejar con la curiosidad!!! :O.
Excelente historia en verdad Marcelo,
gracias por pasarte por mi blog.
un saludo!!

marichuy dijo...

Marcelo

No estás para saberlo pero mis generosa favoritos de cine son el cinéma noir y el de gánsters, así que tu historia -y tu tuerto- me encantaron... como para guion de cine, justamente.

Un beso

BEATRIZ dijo...

Marcelo

Leí expectante a cada línea, apurando la vista hacia la siguiente línea...sigo espectante.

Esas historias dectivescas me gustan mucho, sobre todo cuando dejan a uno frotandose las manos. Espero que haya continuación.

Un abrazo fuerte

La Gata Coqueta dijo...

Me quede intrigada la vez anterior y ahora lo estoy más aun, esperaré a ver que pasa en capitulos siguientes que nos vallas dejando poco a poco eres un gandul... jajajjjj

Un abrazo y hasta el siguiente capitulo...

Malvada Bruja del Norte dijo...

Hummm, Marcelo, voy a por el desenlace...