miércoles, 26 de agosto de 2009

Borges 110° (epílogo)

Menárdez se marchó de la biblioteca de la firme infelicidad creadora. Le pareció que Borges se había quedado en ella, urdiendo quizás nuevos Alephs. Ya había extraviado el rumbo cuando la mujer se acercó a él y le dijo:

- ¡Menárdez! Eres el rapsoda y no lo sabes…Has perdido tu camino. ¡Yo te guiaré!

El Citador de Borges, que no la conocía, aceptó, y se dio cuenta que no iban a su casa.
Tal vez le mostrase donde cumplir con el destino de ese “solo momento” que acontece en todos los hombres. Tal vez así sabría, inexorablemente, quién es.


7 comentarios:

Lena dijo...

Brillante!

80.000 besos, Ch. P.!

© Reina dijo...

mmmmmmm!!!!!

Pensaré en ello.

Un besito, Menárdez; otro, Marcelo

:) Reina

gloria dijo...

Definitivamente, un genio, ya no tengo dudas.
Un beso enorme.

Mónica dijo...

Besos, me encantó.
Será el final?
Otro beso

miralunas dijo...

yo te nombro con algunos de tus nombres y siempre sé (por el dogma de la fé)


me ha encantado esto.

besos

maracuyá dijo...

Y llegó a ese momento...y ése es un hecho irrefutable.

Excelente!!!

Y quién es? Si no hay fotos, por lo menos que Menárdez nos lo cuente.

Rayuela dijo...

Tal vez sea una rosa....


Mil besos