jueves, 17 de septiembre de 2009

El Guardián del Cielo y del Infierno


Al cielo y al infierno se entra por la misma puerta. Hay un guardián que les indica el pasillo de la izquierda a los justos, y el de la derecha a los pecadores (no hay allí arribas ni abajos) Sin embargo todos interrogan al guardián por la duración del destino que les tocó en suerte (detrás de la puerta el tiempo no existe) Esas almas que preguntan angustiadas si permanecerán allí por los siglos de los siglos siguen sintiendo como los humanos que ya no son.
El guardián está convencido de que la esencia de los hombres no está en sus almas sino en sus cuerpos, aunque ya no los tengan, como aquel manco que continúa sintiendo la mano mucho tiempo después de amputada. Pero por supuesto que el guardián no les dice lo que piensa a los dueños de los pasillos. Enojarse con ambos al mismo tiempo no es recomendable para nadie.

23 comentarios:

marichuy dijo...

Marcelo

Mira que a esas alturas, ni debería uno preocuparse por nimiedades. Aún así, no puedo evitarlo: tengo claro que al cielo no iré, pero siempre creí que a la "Derecha del Señor" iban los justos y a su Izquierda, los pecadores. Y eso me daba un poco de cosnuelo; pero ahora ya no sé.

Un beso

Merche Pallarés dijo...

A mi me tocaría el de la derecha, seguro... Besotes, M.

Isabel Estercita Lew dijo...

El cielo o el infierno me dan lo mismo, pecadora y justa, que se yo, pero con tal de que me mande a izquierda le diré cualquier cosa

Beijos menino


Estercita

Luz de Gas RadioBlog dijo...

No preocuparos que os guardaré un lado a mi diestra y no hace falta que perdais ningún brazo

Helena dijo...

Yo en caso de duda me dirigo hacia la izquierda, pero seguro que en este caso me pilla el de seguridad!.
El relato me arranco una sonrisa y me recordo un pasaje de un libro de Giradoux (escuela de indiferentes) que algún dia te contaré. Besitos especiales desde esta estrella lejana. Muak

Geheugen dijo...

Y es por eso que, a pesar de sus desavenencias,
ambos lo conservan de guardian.
Es el único que intuye
en su divina humanidad
que el pasillo es en realidad circular.

Sos un paraiso de palabras
en ese infierno de tu mente Marce!!
Besos

Laura dijo...

¿Enfadarlos a ambos? No sé por qué, pero creo que yo soy muy capaz de hacerlo...
Un saludo desde "el pasillo del medio"

Mariela Torres dijo...

Si los justos van a la izquierda, quiere decir que Dios está sentado de frente, esperando.

Besos.

Selma dijo...

¿Y la trampilla del purgatorio donde cae..?
Un beso.

SIL dijo...

AMIGO, POR PARTES...

La metáfora de la mano amputada: great...


Ni quiero pensar que lado del pasillo me va a tocar, vio...

Con su permiso, enmarco esta frase:

¨Enojarse con ambos al mismo tiempo no es recomendable para nadie.¨

ABRAZO TAUTOLÓGICO,CANEJO.

iliamehoy dijo...

Escuchando esta música, no puedo pensar a qué lado me gustaría estar...puede que decida quedarme escuchando esta triste y deliciosa melodía.
Una sonrisa indecisa

Marcela dijo...

Como yo soy muy curiosa... ¿Se podrá ir primero por un pasillo, dar un paseo por una de las dos posibilidades, retroceder, ver la otra y elegir...? No supongo que no tiene mucha lógica. Pero es que no sé a donde quiero ir...

Quidquid dijo...

Hola Marcelo:
Yo creía que eso de la derecha y de la izquierda era cosa de los políticos...
Disculpa la broma, un buen fin de semana,
Luis

Fusa dijo...

¿Cómo será que te amputen la mano? ¿Se seguirá sintiendo después? Es una comparación estúpida, pero es como cuando te cortas el pelo y, en la ducha, cuando pasas la mano por la cabeza, sigues y sigues, aunque no haya pelo.
Un beso, M.

Cecy dijo...

Ya no me importa donde me toque.
A mi por ahora me gusta, acá.
Me gusta acá y me gusta acá.

Besos.

SUSANA dijo...

O sea, tenemos un problema de bifurcación y no de entre-pisos…
(Es escandalosamente cruel que las almas sigan sintiendo como humanos!)
Guardián, numen, fascinante, misterioso trabajo…
Un beso!

maracuyá dijo...

Y dígame, para dónde es la derecha?...

Gracias, con esto de perder el cuerpo me desorienté.

miralunas dijo...

y a dònde iràn los desalmados?
y los de abundantes esencias, como en mi caso?

que bien estás escribiendo, pibe!

(* dijo...

La imagen de la mano que sigue estando, aunque invisible, me ha dejado inquieta. Sentirla, acariciarla, y desde otros ojos ver cómo lo hace sobre el aire.

Un dulce beso.

Malvada Bruja del Norte dijo...

Bueno, esperemos que sea el pasillo que sea, al menos tengan conexión a Internet, así seguiremos leyéndonos, y comentando las diferentes sensaciones y sucesos ;-)

P.S.: Me encanta la foto!

Richard dijo...

Marcelo ... y si el almita de Dios que llega es ambidiestro...hacia adónde vá?
Yo como zurdo atorrante me voy directo al Averno!

Existe el Diablo... y las Diablesas qué?

Un flamígero saludo

América dijo...

Marceloooo!!!!!!Ay Marcelo que te pierdo el paso,vengo a ponerme al día con tu blog,que no puede ser!....
Vamos a ver no hay una zona media donde poner reparo a nuestro pasado,para ver si pasamos por donde al final todos queremos????.
Un beso!

esteban lob dijo...

¿Y cómo se determina el destino del guardián?


Abrazo.