martes, 15 de septiembre de 2009

Herida narcisista

Esta mañana, como todas las mañanas, Narciso se miró en el espejo. Por primera vez vio en su rostro una pequeña, casi imperceptible arruga. Y se disgustó. Aunque a veces siga las voces de unos ecos, Narciso siempre vuelve solo a su casa. Pensó que ya era tiempo de buscar un amor para que lo cuide, lo quiera, lo venere. Porque él ama solamente a una persona en este mundo. Y ya sabemos quien es.Entonces, antes de que el espejo se transforme en su enemigo, o lo que es peor, tener que compartirse con una sola persona por el resto de sus días, ha decidido ir a visitar a su amigo Dorian. Seguramente él tendrá una mejor solución para su problema.
(19/09/08)

28 comentarios:

SIL dijo...

A buen monte irá por leña este arrugado Narciso...
(de apuro lo sacará don Gray) juass.
ME MATA CON ESTOS CUENTITOS, MARCELO.
PLACER PASAR POR AQUÍ.
ABRAZO.

SUSANA dijo...

El irlandés…Bonito homenaje a El Retrato de Dorian Gray y también al viejo Narciso, que a veces sigue las voces de unos ecos.
Muchas Gracias, buenas noches.

Steki dijo...

Muy bueno, Marcelo... o Dorian? o Narciso?
Beso para vos.
STEKI.

Cecy dijo...

Nada tonto el Narciso.
Espero que no se desintegre.

Eres bueno Marcel, eh!!!

Dos besos, el otro al espejo.

Magah dijo...

Beautiful...

Cristna.

(No se le notan arrugas)

Isabel Estercita Lew dijo...

Es mejor que Narciso se busque a una o a uno y que preferentemente no lo refleje, o se va a ver peor que la selección argenta. También está el recurso del lifting, en el Durand se lo hacen gratis.

Besos

Estercita

PD: você me abandonou, viu?

geheugen dijo...

La porfía de Narciso en conservar intacta una juventud nimia,
que nada recuerda porque nada sabe.
El apego a una imagen que lo abstrae del mundo,
y le permite el dulce adorecimiento de evitarse la vida,
perdiéndola en el reflejo del lago.
Y Dorian...
que caido ya en la trampa,
no encuentra más consuelo para su decepción
que ser la habitación sin puertas para otros incautos.

Una trama casi macabra
para una locura casi cotidiana.

Simplemente Genial Marcelo!!

Merche Pallarés dijo...

¡Pues mira donde ha ido a buscar su solución! Muy bueno. Besotes, M.

Helena dijo...

Me encanta este cuento Marcelo. Y ahora fuera del guión di a Narciso de mi parte que es un cobarde, cuando el elegimos el amor propio y solitario , no se puede ir pensando por ahi en buscar compañia a la primera arruga reflejada en un espejo. Mejor que hable con Dorian...

anabel dijo...

Dios los cría y ellos se juntan...Acabará haciéndole una llamadita a Fausto.

Un placer leerte.

Camille Stein dijo...

ingeniosa solución, sin duda... :)

un abrazo, Marcelo

carlota. dijo...

Y el muerto, le dirá al degollado ...


Besos

Cat B.G. dijo...

Un beso al más bello.

ANABEL dijo...

Inútil empeño el de Narciso, inútil amor el suyo, inútil consejo el que recibirá (o no).
Besitos nada inútiles

miralunas dijo...

caramba, caramba, caramba!

salute!

(me he quedado de una cuarta!)

Quidquid dijo...

Hola Marcelo:
Muy original la berruga de Narciso, no tendrá más en algún otro lugar?
Un cordial saludo,
Luis

elisa...lichazul dijo...

conozco varios narcisos que ya pelan el cable jajajaja


muakismuakis desordenados

Marcela dijo...

Pobre Narciso! Nunca se me ocurrió pensar que alguna vez, una arruguita le iba a salir!
Y sí, la solución, la tiene Dorian.

Mariela Torres dijo...

Bien que hace, nadie mejor que Dorian para solucionar su problema. Si el espejo no le devuelve una imagen perfecta, es porque tenía que pintarse un retrato.

Lao dijo...

Oscar Wilde se mandó una buena historia muy compleja pero muy buena.
En este caso esperemos que no se rompa el espejo porque además de siete años de mala suerte, Dorian Gray se odiaría a sí mismo. Muy buena síntesis crítica. Un especial saludo!

Pamela dijo...

Buena junta van a hacer esos dos!! genial tu idea.

(* dijo...

¡Pues vaya par se han juntado! ¡Y qué ingenio el tuyo, Marcelo! Nunca se me habría ocurrido, que uno fuera en busca del otro para hacerse un apañao. Jajaja. Y el del retrato, dime, el Dorian que envejece en el lienzo, ¿ése a quién acude? ;)

Un dulce beso.

Cigarra dijo...

El cuento es bueno, pero la columna de la izquierda no tiene desperdicio ¡Ja, ja!
"Mi clon es igual a mí.
Pero más bueno." ¿Has leido "El regreso de Martín Guerre"? A él le pasaba lo mismo.
Y aunque no sea lunes ni martes, ¿puedo contactar con el Dr. Peter Harrison para darle mi opinión sobre "Los Puentes de Madison"?
Juro que tengo mas de 35 años y no me he dado contra ninguna viga.
A mi me ocurre lo mismo con el peor, digo con el pero.
Y "Piensa en mi" de Luz Casal, genial.
Besos desde Madrid

Patty dijo...

A mi me gustan los dos: Narciso y Dorian. Pero si tengo que elegir, me quedo con Dorian, sin dudas. Es una buena compañía para cualquiera que no se enamore de él.

Eduardo dijo...

Wow, que traumante… pero exquisitamente traumante y bizarro. Me gusto el tono, el amorío “contemporáneo”, la visión de un mundo cada ves mas distorsionado.

Un abrazo.

maracuyá dijo...

Qué dúo bello!!!

Y cuál será el precio que pondrá Dorian? Le alcanzará para pagar lo que debe?...o le hubiese convenido a Narciso un cirujano plástico...

Besos genio.

América dijo...

Primero que pruebe las bondades del botox,que seguro aparte de empeñar su alma también su amigo no querrá compartir la imposible juventud eterna.
En serio buena relación Dorian y Narciso.....Que nos dices mas de lo que parece.

Richard dijo...

Narciso, Dorian y El Bello Brummell,un triángulo que cualquier programa de chimentos de la farándula quisiera tener para hacer los comentarios despúes de la entrega de los Fierros

Saludos