miércoles, 30 de septiembre de 2009

Una casa en Garay

Esta semana empezamos con un malentendido con cierta arquitecta y este texto, que viajó hasta su blog. Me di cuenta que ella le encontró cierto valor edilicio, y es posible que lo tenga. Pero solo edilicio. De cualquier manera, se me ocurrió grabarlo, a ver qué les parece.



Los méritos que tenga esta grabación se los debo a Susana de La Cueva y a Maracuyá. Los deméritos, son de la casa.

martes, 29 de septiembre de 2009

Unos hombres fumando

Cuando era chico
todos los hombres fumaban
era como los pantalones largos
ser hombre y fumar
La misma cosa

De adolescente probé
no me gustó
a mis amigos sí
Ahora no se puede
contamina
queda mal
(a mí también me molesta)

Pero cuando hoy vi a esos viejos
(edad, más de setenta)
fumando afuera del bar
(adentro no pueden)

Derechos, desafiantes
tal vez
un poco confundidos con la norma
caí en la cuenta que esos abuelitos
eran los tipos que de niño
veía fumar.

Ahora y antes
simplemente son
unos hombres fumando.

lunes, 28 de septiembre de 2009

Muchas gracias

Estimados visitantes, la O.N.U. no tratará nuestro caso de plagio, ya que la homenajeadora ha entrado en razones y retiró el opúsculo cuya autoría defendemos.

Muchas gracias a todos por los saludos, aliento, demostraciones de afecto, deseos de recuperación y botellas de whisky que nos han enviado para sortear el mal trago (por favor, la próxima vez no nos manden "Old Smuggler", que sea escocés únicamente)

De manera tal que nuestro Comité de Defensa de La Menor Idea ha resuelto borrar el nombre de la arquitecta, pero dejar la entrada anterior a manera de advertencia, como esos cartelitos que dicen amenazadoramente "CUIDADO CON EL PERRO" aunque uno nunca se entera si el guardián de la casa es un dogo o un cuzquito.

Este Directorio se retira a meditar en el spa que un tal H.M. tiene en Ibiza, porque nuestros nervios han quedado destrozados, como así también nuestra billetera, por causa de los honorarios del abogado que astutamente nos pidió un adelanto "para empezar a trabajar"

Los mantendremos informados!

Un reconocimiento que nos llena de orgullo

Señoras y Señores, La Menor Idea no para de recibir homenajes. En este caso, se trata de la arquitecta ......., quien ha llevado hasta su blog llamado "........." el inolvidable opus de Pedro Menárdez, el Citador de Borges, llamado "Una casa en Garay"
La alegría sería completa si la Arquitecta hubiera mencionado la fuente, no le hubiera cambiado el título al relato, ni lo hubiera cercenado.
Tres "hubieras" que empañan ligeramente el homenaje, pero es lo que hay.
Menárdez, enterado de la situación, está festejando con vino tinto. Es que así como Cervantes tiene a Pierre Menárd reescribiéndole el Quijote o San Lucas tiene a César Paladión plasmando su Evangelio en pleno SXX, el Citador de Borges se sube al altar de la literatura de la mano de la arquitecta ......., quien ha escrito con mayor poder de síntesis y título arrollador su Casa en Garay
Sin perjuicio de estar agradecidos, la Menor Idea se ve en la obligación de ajustar sus mecanismos de seguridad. Además de continuar registrando nuestros excelsos trabajos como en el caso en cuestión, hemos decidido:
a) firmar con nombre y apellido en nuestro blog los trabajos y los comentarios
b) depositar una copia de cada escrito de La Menor Idea en la Biblioteca del Vaticano
c) ser acompañados por un Notario las 24 hs. para que de fe de cada cosa que escribimos y decimos (lo cual en casos de intimidad es algo molesto)
d) probablemente exhibir la constancia de todos los registros de nuestros trabajos, algo que no hacíamos de puro perezosos
e) electrificar el blog
f) poner un grabador oculto en cada computadora de nuestros visitantes para monitorear todos sus movimientos desde la pantalla.
g) Hacer completar un formulario a cada ingresante donde nos revele todos sus datos incluso (especialmente) los sensibles, como sus gustos sexuales y en materia de helados (el nuestro es el dulce de leche, en ambos casos)

Por último, dejamos la dirección de la homenajeadora
........................................

Y su correo electrónico, ya que no tiene habilitada la función "comentarios"

...........................................

Muchas gracias arquitecta! Eso sí, a Ud. no le contrato una refacción ni loco, me preocuparía sobremanera que se olvide de colocar los caños del piso y me deje sin agua...

Una Casa en Garay está registrada bajo el número

Safe Creative #0909054370131

sábado, 26 de septiembre de 2009

Ainda me lembro





Ainda me lembro
De você no bar de Copa
Sorrindo, tremendo
Dos beijos no Barra Posto
Da cerveija na Lagoa

De aquela música da Marisa
Da sua boca vermelha
De mel

De nós dois no seu carro
Beleza de sinal fechado
Pra mais beijos e caricias

Como esquecer você?
Impossível
Ainda seja que eu
jamais volte
pra aquele bar


Foto: Barra de Tijuca, Rio de Janeiro
Traducción en los comentarios

Yo invito


“Más que Justo Suárez, Gatica me recuerda a Kid Charol. En el rincón es de los que no necesitan estímulos y, por el contrario, se lo da a sus ayudantes. Conversa, pregunta o explica algo durante el descanso como si en vez de una pelea se tratara de un entrenamiento. Y escucha lo que se le dice, interpretando los consejos con una claridad mental que, en la acción, los perfecciona” (Diego Franco ¡ Aquí está! – Diciembre 16 de 1.946)

Vamos al Picadilly, pibe? Yo invito!

El temible Mono,
El gastador
El analfabeto
El borracho
El gran boxeador, inteligente y valiente
El amado por el pueblo
El peronista
El fanfarrón
El que los finos esperan ver caer con rencor
El del Mercury convertible
El que nació en la calle
El que murió en la calle
El bruto que no sabe fumar habanos pero le gusta tenerlos en la boca
José María Gatica al encuentro del Presidente Perón diciendo: “dos potencias se saludan”
El tipo generoso
Y pródigo con sus amigos
El de borrachera difícil, también rencorosa
y violenta
Pasó a la historia argentina como metáfora
del que no sabe guardar
y termina sin nada

Yo me pregunto cómo se puede guardar
lo que se desprecia

“Gatica pelea el sábado y gana. Y el lunes, cuando se encuentra con su entrenador, le pregunta ¿Cuándo peleo? Como Carlitos Gardel, que al salir del teatro se iba con los amigos para cantar a gusto…” Cosas de la sangre, Horacio Estol ¡Aquí está! Diciembre 16 de 1.946

“Un doble cordón de policías estaba formado en la vereda para abrir paso al féretro…el coche fúnebre que esperaba frente a la casa fue obligado a desplazarse hasta la esquina, sin el ataúd. La gente quería conducirlo a pulso…No fue aceptado ese reclamo, pero la multitud no se dio por vencida. Así como en otros tiempos, en casos parecidos, se desengancharon los caballos para arrastrar el coche a tracción humana, la multitud que seguía a Gatica impidió que el chofer empleara el motor y procedió a empujar el vehículo”
(diarios de la fecha de la muerte de Gatica)
Más sobre Gatica: Osvaldo Soriano (magistral): "José María Gatica: Un odio que no conviene olvidar" http://www.literatura.org/Soriano/mg1.html
Jorge Montes: "El Mono Garica y yo" Ediciones Corregidor, Buenos Aires, 1.978

viernes, 25 de septiembre de 2009

Comer solo


Cuando como solo

sin leer

(algo extraño)

no me cuido


No tomo la copa del tallo

ni me limpio las comisuras

de los labios

urbanamente


No evito apoyar los codos

en la mesa

ni cierro la boca al masticar


Cuando como solo

puedo agarrar la comida

beber sin limpiarme la boca

brutalmente

y eructar


Y eso me gusta

porque me recuerda

de donde vengo

de otro lugar


No es ni mi ciudad

ni mi país

ni mi continente


Vengo de donde venimos todos

de las cavernas

y del fuego milagroso

en eso pienso


Cuando engullo la comida

brutalmente

porque como solo.

jueves, 24 de septiembre de 2009

Sobre cierto homenaje a César Paladión


Pedro Menárdez, el Citador de Borges, estaba en un trance filosófico, preguntándose si existía o no, y para qué. La causa de su introspección fue cierto “Homenaje a César Paladión” escrito por Bustos Domecq:

“La metodología de Paladión ha sido objeto de tantas monografías críticas y tesis doctorales que resulta casi superfluo un nuevo resumen. La clave ha sido dada, una vez por todas, en el tratado La línea Paladión- Pound- Eliot (Vda. De Ch. Bouret, París, 1937) de Farrel du Bosc. Se trata, como definitivamente ha declarado Farrel du Bosc, citando a Myriam Allen de Ford, de una ampliación de unidades. Antes y después de nuestro Paladión, la unidad literaria que los autores recogían del acervo común, era la palabra o, a lo sumo, la frase hecha”… ”Paladión, en 1.909, ya había ido más lejos. Anexó, por decirlo así, un opus completo, Los parques abandonados, de Herrera y Reissig” … “El periodo 1911-19 corresponde, ya, a una fecundidad casi sobrehumana: en rauda sucesión aparecen: El libro extraño, la novela pedagógica Emilio, Egmont, Thebussianas (segunda serie), El sabueso de los Baskerville, De los Apeninos a los Andes, La cabaña del tío Tom, La provincia de Buenos Aires hasta la definición de la cuestión Capital de la República, Fabiola, Las geórgicas (traducción de Ochoa), y el De divinatione (en latín) La muerte lo sorprende en plena labor; según el testimonio de sus íntimos, (Paladión) tenía en avanzada preparación el Evangelio según San Lucas, obra de corte bíblico, de la que no ha quedado borrador y cuya lectura hubiera sido interesantísima”

Seguía reflexionando Menárdez cuando leyó a Jesús Ortega:

"Es sabido que Borges no creía en la originalidad. Borges creía que escribir es igual a transcribir y que escritor es igual a copista. Que la literatura es un gran palimpsesto, un mosaico de citas en el que los autores y las obras se han ido construyendo a partir de los autores y las obras precedentes. La idea moderna de la originalidad artística es un fraude. El amanuense (el escritor) nunca crea ex nihilo sino que manipula un relato transmitido; lo refracta a través del prisma de su visión y de su idiosincrasia. "Esto es", dice Edna Aizenberg en su estupendo El tejedor del Aleph, "lo que podría llamarse originalidad en Borges: la refracción, intensificación y tergiversación de lo dado"
.
Menárdez descubrió que un autor ficticio llamado Bustos Domecq creó a otro autor ficticio llamado César Paladión, quien a punto estuvo de escribir (no transcribir) el Evangelio según San Lucas, incluso en la traducción de Scío de San Miguel. Y todo esto, hace más de cuarenta años…Así es, querido Menárdez, que Ud. puede quedarse tranquilo. Cítelo nomás a Borges. Vaya detrás de sus pasos. Busque sus cafés, sus bibliotecas, sus alephs. Porque…"¿Quién puede estar seguro de ser el legítimo propietario de todas sus ideas?”

Y puede suceder que esté a la vuelta de la esquina esa persona que nunca leyó a Borges, a Bustos Domecq, o a Paladión, y los lea por primera vez dentro de cinco minutos, curiosa por descifrar este collage. E incluso puede ocurrir que un ateo dubitativo se interese por el Evangelio según San Lucas, escrito por Paladión en esa versión absolutamente idéntica a la traducción de Scío de San Miguel.

Ud. existe, Menárdez, en tanto haya un lector (¡apenas uno!) que llegue hasta el final de estas líneas, usurpadas torpemente y sin cargos de conciencia por quien empuja su destino.

Textos en cursiva pertenecientes a “Homenaje a César Paladión” integrante de las “Crónicas de Bustos Domecq” de Jorge Luis Borges y Adolfo Bioy Casares (Editorial Losada, Buenos Aires, 1963)
Borges, Mercedes Abad, la originalidad y media docena de robos” de Jesús Ortega

martes, 22 de septiembre de 2009

La dictadura primavera


Majestuosa para otros

no para mí

No me extorsiones primavera!

porque los días lluviosos

también me gustan.

Hoy por Buenos Aires

domingo, 20 de septiembre de 2009

Marceleces (III)


Para un experimento, la Universidad de Palo Alto convoca a mujeres mayores de 35 que les haya parecido que el film es una basura. Hasta ahora se presentó únicamente Barbara Sheldon, pero fue rechazada al detectarse que hace unos años se golpeó la cabeza contra una viga del puente y quedó resentida por ello. Contactarse con el Dr. Peter Harrison, en ayunas, de lunes a martes de 12 a 13 hs.

---------------------------------------------------------------------------

Ya se ha dicho todo Imagine la frase más ingeniosa que su intelecto le permita. Piense en ella, intente mejorarla. Déjela en remojo 24 horas. Cuando le resulte satisfactoria no la publique. Métala en Google. Alguien la dijo antes que Usted. Haga la prueba y verá que tengo razón. Yo acabo de hacerlo con esto. Y ya estaba escrito, por supuesto. --------------------------------------------------------------------------- Mis disculpas

Disculpa si te he ofendido, no fue esa mi intención.

Mi intención era matarte. --------------------------------------------------------------------------- Me han clonado el blog

Me han robado mis palabras imperfectas

Y ningún lector parece darse cuenta.


Alguien se metió en mi casa

En mis cosas

En mi cama

Ni mi gata lo ha notado

Creo saber por qué están todos tan conformes.


Mi clon es igual a mí.

Pero más bueno.

-------------------------------------------------------------------------

Sabiduría oriental "No hay peor sordo que el que camina por la calle con su mp3. Si tienes que llamarlo, no le grites, será en vano. Mejor métele una bala en en el muslo" --------------------------------------------------------------------------- Si no tiene nada que decir pero le parece tonto permanecer callado... Diga su tontería aquí, previo pago del canon, que asciende a 34 maravedíes.

jueves, 17 de septiembre de 2009

El Guardián del Cielo y del Infierno


Al cielo y al infierno se entra por la misma puerta. Hay un guardián que les indica el pasillo de la izquierda a los justos, y el de la derecha a los pecadores (no hay allí arribas ni abajos) Sin embargo todos interrogan al guardián por la duración del destino que les tocó en suerte (detrás de la puerta el tiempo no existe) Esas almas que preguntan angustiadas si permanecerán allí por los siglos de los siglos siguen sintiendo como los humanos que ya no son.
El guardián está convencido de que la esencia de los hombres no está en sus almas sino en sus cuerpos, aunque ya no los tengan, como aquel manco que continúa sintiendo la mano mucho tiempo después de amputada. Pero por supuesto que el guardián no les dice lo que piensa a los dueños de los pasillos. Enojarse con ambos al mismo tiempo no es recomendable para nadie.

martes, 15 de septiembre de 2009

Herida narcisista

Esta mañana, como todas las mañanas, Narciso se miró en el espejo. Por primera vez vio en su rostro una pequeña, casi imperceptible arruga. Y se disgustó. Aunque a veces siga las voces de unos ecos, Narciso siempre vuelve solo a su casa. Pensó que ya era tiempo de buscar un amor para que lo cuide, lo quiera, lo venere. Porque él ama solamente a una persona en este mundo. Y ya sabemos quien es.Entonces, antes de que el espejo se transforme en su enemigo, o lo que es peor, tener que compartirse con una sola persona por el resto de sus días, ha decidido ir a visitar a su amigo Dorian. Seguramente él tendrá una mejor solución para su problema.
(19/09/08)

domingo, 13 de septiembre de 2009

El Trueno entre la Rosa

Mire oficial, Ud. crea lo que quiera. Yo le voy a contar cómo fueron los hechos. Mejor dicho, como creo que fueron. Para mí el guardia privado que me denunció está equivocado.
Recuerdo que anoche salimos y bebimos vino. Bastante. Calculo que me acosté a las tres. Los domingos suelo correr por la Rosa, y a mí me parece que hoy no fue la excepción.
Empecé a dar la vuelta y la vi a ella. Le juro que me miraba desde el césped, a la sombra del árbol. Era Isabel. Ud., ¿ qué edad tiene? Yo le calculo arriba de cincuenta, tiene que haber visto “El trueno entre las hojas” Así la vi. Voluptuosa. Y me miraba fijamente con ese mohín que siempre hace. Y claro, qué hubiera hecho cualquier mortal? Me acerqué y le hablé, por supuesto. Le pregunté qué hacía ahí, solita. Que si ella quería podía acompañarla, que si estaba esperando a alguien en cuanto llegara yo me iba. Es una zona peligrosa los domingos la mañana porque no hay nadie en la Rosa. Le dije:
- Coca… Y si te aparecen los desesperados de “Carne”?

Ud. la vio “Carne”, oficial? Tiene la frase nunca dicha más famosa del cine nacional
"Qué pretende Ud. de mi?"
Nunca la dijo, oficial. Se lo aseguro. Si no me detiene vamos volando a algún videoclub y la vemos las veces que quiera. Se supone que la dijo en el camión de carne, con los tipos a punto de violarla. El imaginario popular determinó que Isabel es tonta y no se da cuenta que los tipos van a violarla y hace la preguntita idiota. Se lo pregunté a Isabel, por si la frase hubiera quedado fuera del corte final y me dijo que no. También le pregunté por Armando. Es celoso Armando, me dijo. Y para que hiciera las escenas fuertes me daba un whisky. Mi mamá no quería que las filme…
Ud. vio “Ultimo amor en Tierra del Fuego”, oficial? A Armando el malo le sale muy bien. Los besos no tanto, quedaban un poco artificiales. Pero a quien le importa la actuación de Armando? En el cine Ciudadela, cuando tenía 13 y con mis amigos nos habilitaban la parte de arriba, lejos de los inspectores de Moralidad, a nadie le importaba la actuación de Armando. La de Isabel tampoco. Nosotros queríamos verle las tetas, vio. Porque en esa época se les decía tetas, no "lolas". Quien empezó a decirle "lolas" a las tetas? No lo sé, pero las de Isabel son tetas. Y bueno, el asunto es que tenía tanto para decirle a Isabel, que me senté con ella entre las hojas. Y mientras me contaba su vida le quise dar un beso. Ella se resistió apenas, girando levemente su cara. Y bueno. Lo demás ya lo sabe. Me vio el guardia del parque y lo llamó a Ud.

Para mí los hechos fueron así...
Por qué me esposa, oficial? Dónde está la Coca? No vamos a ver “Carne”? Me dijeron que el cine Ciudadela existe todavía…















Para Richard, con quien compartimos algunas cosmovisiones.


sábado, 12 de septiembre de 2009

Aristocracia argentina

Me da ternura cierta aristocracia
que ya no es sino que ha sido
En ciertos linajes de guerreros
En estancias inmensas como pampas
Pero ya no
Aquella señora que mayor
bebe té en la Recoleta
Ya no hay fortunas
Pero aún tiene bibliotecas

y recuerdos de París
para contarme
.

viernes, 11 de septiembre de 2009

Un loco en la torre



Los campesinos dicen que es un gigante. Un cíclope, incluso. Polifemo que rechaza a infieles y cristianos por igual. Pero no es nada de eso. Es un hombre como cualquier otro, sólo que a él le fue indicado en tiempos inmemoriales que debía custodiar La Torre. Y cumplió (cumple) con ello.
Los Señores lo evitan. La Torre no tiene ningún valor, y es vano perder hombres por un loco gigante, con un ojo o con los dos. Porque si le tiran flechas, él las devuelve envenenadas; cada piedra que le arrojan desciende envuelta en llamas; y cambia las lanzas recibidas por otras más filosas, con puntería sin igual.
El hijo del Sultán supo de su leyenda, y ya sabemos cómo son los hijos de los sultanes. Como un juego fue por el loco, con algunos de sus hombres más leales. Comenzaron a dar pedradas a lo alto de La Torre. Y el loco les respondió. Una piedra alcanzó al joven y lo mató. Los suyos juraron venganza. Y el loco rió, porque todos se van prometiendo venganza. Pero no regresan jamás.

Un amanecer vio a alguien acercarse, solitario. No llevaba armas, y el loco nada más lo observó. Era una mujer. Durante siete noches, la mujer cantó al pie de La Torre. El loco nunca había oído cantar a nadie, y primero se rió. Pero luego comprendió que las canciones contaban historias de una vida maravillosa, la vida de un hombre que él ni siquiera se había atrevido a soñar.
La séptima noche no lo soportó más, y arrojó una soga a la base de La Torre. La mujer seguía cantando mientras escalaba, y el loco comenzó a llorar, temblando de felicidad ante su cercanía. Ya estaban a punto de tocarse, el loco con la mano extendida, cuando la mujer se detuvo. Un presentimiento la atemorizó y descendió de nuevo, presurosa, alejándose corriendo de La Torre. Siete días y siete noches estuvo el loco llorando de dolor, recordando esas dulces historias del hombre imaginario que la mujer le cantó.

Al octavo día el horizonte se puso blanco. El loco pensó que eran rayos tormentosos, pero no. Era un ejército de sarracenos y catapultas, con el Sultán a la cabeza. Llevaban algo adelante, pero no era una bandera ni un estandarte. Era el cuerpo de un joven. Esta vez sí, alguien cumplió. Venían a vengarse y el loco se dio cuenta que no podría con todos ellos.

Sin embargo, él está dispuesto a defender La Torre con su vida. Sus enemigos se acercan y el loco apila sus piedras, prepara el veneno de las flechas, afila las puntas de sus certeras lanzas.

Mientras se dispone a cumplir con su destino, sin advertirlo canturrea una hermosa canción que cuenta la dulce historia de un hombre, que no es la suya.



Foto: Torre Moruna de Paterna, Valencia (España)

martes, 8 de septiembre de 2009

El tango más famoso


Damas y caballeros, ADN ¡Tango! se viste de fiesta. Es que hoy nos toca hablar del que tal vez sea el tango más famoso de todos. Estas letras serán breves porque –siguiendo una excelente idea de nuestra amiga América- tenemos invitados de lujo.
Dicen que Piazzolla dijo que era “El peor de todos los tangos escritos jamás... lo más espantosamente pobre del mundo”, por mi parte tengo mis dudas que haya dicho eso porque…él la grabó! Creo que a don Astor le gustaba polemizar. Por empezar es un tango del que se habla en otros tangos:
“Señora, pero hay que ver,

tu berretín de matrona,
si te acordás de Ramona,
abonale el alquiler.
No te hagás la rastacuer,
desparramando la guita,
baja el copete m'hijita
con tu vida bacanada,
pero si sos más manyada
qu'el tango La Cumparsita”
"Tortazos" (de Casaravilla, Maroni y Razzano)


Es del año 1.917 y se compuso en Montevideo... Sí señor! Se trata de “La Cumparsita”

Pero como me encantan las paradojas debo aclarar que iré al revés de la cátedra, y algo de razón le doy a Piazzolla, si es que dijo lo que dicen que dijo (lo que me deja dudas) El tango me gusta más partiendo de sus letras que de su música, porque si esta viene sola lo mando al grupo de tangos prohibidos por diez años. Eso sí, las letras tienen varios padres y madres: ¿vemos cuantas hay?
Tenemos la que inmortalizó Gardel, que es de Contursi y Maroni; la del autor de la música, Matos Rodríguez; la de Alejandro del Campo; la de Augusto Mario Delfino; hasta hay una versión en inglés!: la de Olga Paul, que se llama… "The masked one" Y para terminar tenemos, "Por qué canto así" del gran Celedonio Esteban Flores, que acompaña la versión grabada por Julio Sosa. Hubo litigio con tantas letras, hasta se llegó a un laudo arbitral dictado por don Francisco Canaro…
Pero hoy no viene de reseña histórica el asunto, esta es una pequeña introducción para dar paso a los artistas. Decía que me gustan sus letras, y de todas ellas mis favoritas son dos:
La de mi adolescencia es la del gran “Cele”, autor de Margot, Mano a mano y Viejo smoking. Para ahogar penas de amor recuerdo haber comprado un cassette (ese extraño rectángulo con un rollo de cinta adentro, las generaciones jóvenes no tienen la menor idea de lo que hablo)
Escucharemos esa letra en la voz de nuestra querida amiga Maracuyá














Sí Maracuyá! Yo también me hice en tango!


La otra que me gusta mucho, pero mucho, es la de Contursi, el gran autor de exitazos como Mi noche triste y El motivo. Quien se la grabó a don Pascual? Un pibe del Abasto, un tal Gardel. Ahora se las presento en la voz de
Susana.













Volviendo a tu pasado, te acordarás de mí...



Qué me Contursi? Pero esto no termina aquí! Tenemos un bonus track…Un magnífico dibujo creado para la ocasión por Richard, mi socio de cantina...


Qué les pareció? sugiero escuchar relajadamente, si hay una copa de vino, mejor. En el caso del dibujo, ampliarlo, naturalmente, para observar los preciosos detalles. Fuerte ese aplauso para los artistas! Gracias amigos. Me han hecho muy feliz. Con ustedes, dos minas fieles de gran corazón y un verdadero taita del arrabal, nuestro querido tango está a buen resguardo.

domingo, 6 de septiembre de 2009

Remedios antidomingo

En esas horas en que el suicidio no parece un disparate
Mejor refugiarse en cualquier medicamento:
Un libro hipnótico
Un gesto anticonvulsivante
Una ansiolítica tarde
sin malos pensamientos

Tal vez algo de vino tinto

y antipánico
Y miorrelajantes caricias

homeopáticas


Nada de muertos en noticias policiales
Ni polos derretidos, o tigres africanos
Urge olvidarse de ayeres y mañanas
Que nos conduzcan a la angustia del fracaso

No disculpés la situación en esas horas
en que el suicidio no parece un disparate
pues toda precaución resulta poca
ante la tentación del somnífero balazo.

sábado, 5 de septiembre de 2009

Una casa en Garay



“Nuestra mente es porosa para el olvido” Jorge Luis Borges

Pedro Menárdez estaba en el subsuelo de la Oficina Municipal de Catastro siguiendo una corazonada: tal vez encontrase alguna antigua propiedad de la calle Garay, a nombre de Zunino y Zungri. Pero no existían tales condóminos, y se fue. Volvió sobre sus pasos con otro pálpito:
- Y por Viterbo? Aparece algo?

Esta vez sí. En Garay había una casa con un propietario de ese apellido. La finca tendría unos setenta años, con lo cual Menárdez sintió que debía tratarse de la que buscaba.

Un cartel de “En venta” reveló que estaba desocupada. Fingiendo interés en comprarla ingresó con el vendedor, que con cansado profesionalismo exaltó bondades y ocultó errores y decrepitudes de la construcción.
- ¿Tiene sótano la casa?
- Sí, uno muy pequeño, pero está clausurado. Pertenecía a la edificación anterior.

Volvió Menárdez por la noche, inexorablemente. Con una herramienta consiguió abrir la tapa sellada que la humedad había ablandado. Linterna en mano descendió los escalones empinados. En el fondo del negro pozo, unos trastos irreconocibles eran el único mobiliario. Se tiró en el piso helado y empezó a contar diecinueve escalones. Luego se quedó a oscuras. Cerró los ojos, y al abrirlos allí, al costado del décimo noveno escalón, estaba la esfera pequeña y luminosa, “el punto del espacio que contiene todos los puntos”: el Aleph. Simultáneamente vio un tigre y todos los tigres, un noruego en Río Grande do Sul, un poniente en Querétaro, un vendedor de biblias antiguas en la avenida Belgrano, un laberinto roto en una isla, una pelea de gauchos en el Sur, un espejo, una diversa Andalucía, un Cristo en la cruz, un libro de arena, un inmortal, dos amigos riéndose, un poeta en la calle Honduras, una tumba en Ginebra, una mujer en York, un anciano conversando con un joven junto al río Charles, un ciego en una biblioteca recitando versos.


Era de día cuando Menárdez corrió a ver al agente inmobiliario. Pero ya era tarde, la casa estaba vendida. Le preguntó quien la había comprado.

- Una empresa. La va a demoler para hacer una torre.

Menárdez comprendió que una vez más desaparecería “el lugar donde están, sin confundirse, todos los lugares del orbe, visto desde todos los ángulos”

Pero él, como su maestro, lo había visto.

-"Cambiará el universo, pero yo no” dijo Menárdez, a sabiendas de que eso es imposible.

Todas las palabras en cursiva pertenecen al cuento “El Aleph” de Jorge Luis Borges
La imagen es sobre el trabajo de Mati Klarwein "Aleph Sanctuary"

jueves, 3 de septiembre de 2009

Marceleces (II)

Burocracia Cinco Estrellas

*Estrella nº 1*
Tengo que retirar una copia de un archivo estatal. Dónde debe situarse un archivo que se precie de tal? ¡Sí! ¡en el segundo subsuelo!
*Estrella nº 2*
Empiezo a descender y de inmediato me encuentro con un abuelito que también iba al archivo. Lo noté agitado por causa de los empinados escalones. Le ofrezco ayuda. Se enoja y me grita ¡¡puedo solo!!
*Estrella nº 3*
Dejo atrás al abuelito y llego al segundo subsuelo. No hay público haciendo trámites. En el mostrador hay un cartel que dice "Toque timbre y será atendido". Detrás del mostrador hay una mesa y en ella, cinco empleados fumando y tomando café. Me miran y continúan sentados, impasibles. Pienso que no es posible lo que creo que está sucediendo. Los vuelvo a mirar. Ellos me miran. Entonces pruebo y toco el timbre. Ahora sí, uno de ellos da dos pasos y me atiende.
* Estrella nº 4*
El empleado me dice que no es en ese Archivo donde está el papel que busco. Eso está en un edificio al otro lado de la ciudad. ¿Y en qué sector del otro edificio se encontrará el archivo? ¡sí! en el segundo subsuelo...
*Estrella nº 5*
Voy a subir los escalones de par en par y me encuentro con el viejito que recién llega al fondo. Lo miro un poco y me grita ¡¡puedo solo!!


El punto de vista de la vaca

Si ustedes fueran tan humanos, no permitirían que sus hijos se coman a los míos.

El punto de vista del carnívoro
"En cuanto a los escrúpulos religiosos del gimnosofista, a su repugnancia frente a las carnes sangrientas, me afectarían más si no se me ocurriera preguntarme en qué difiere esencialmente el sufrimiento de la hierba segada del de los carneros degollados, y si nuestro horror ante las bestias asesinadas no se debe sobre todo a que nuestra sensibilidad pertenece al mismo reino" (En "Memorias de Adriano" de M. Yourcenar)

El "No Chino" de Larrea
Mi barrio está lleno de autoservicios chinos. Están los chinos de Pueyrredón (2 locales), el de Córdoba, el de Azcuénaga, el de Junín, el de Viamonte. En Larrea hay un señor que tiene un autoservicio y que no es de la colectividad oriental. Como no sabíamos cómo identificarlo, ahora decimos: andá a buscar unas cervezas al “No Chino” de Larrea!


Curiosos apellidos de Pompas Fúnebres de Argentina

"Casa Vivado Sepelios" (Av. Rivadavia 8558)
"Casa Villano" (Cabrera 2979)
"Casa Marchitto" (Pasteur 761)
Otros nombres curiosos del rubro:
Velatorios "Visión" Rafaela- Santa Fe
Sepelios "Los Hornos" (calle 66 n° 1858)
Cochería "Previsora Matanza" (Crovara 2821)
Carruajes "Sentir" (Suipacha 2488 Santa Fe)
"Azafatas Funerarias" Personal para velatorios (Elcano 4866 PB)

Nuestro Detective en el Titanic:
-Señora, suba al bote tranquila. Luego le voy alcanzando sus niños de a uno. No tema! Ud., caballero! Suba también. Esos niños no pueden quedar sin padre. Abuelo…al bote! Qué importa su edad? Todos tienen el mismo derecho….Capitán, quisiera echarle un vistazo al puente. No creo que una cosa así vuelva a repetirse. Si tiene un buen whisky, le puedo contar cómo fue que me subí a este barco tan bonito. Pero esta la pasamos juntos, o no la pasamos.

El Zurdo en el Titanic
- Yo no lo empujé al agua al señor! Se cayó solo! Y vos quien sos estúpido? Andate al agua por vigilante! Espere vieja! Cuantos años quiere vivir? 900?…al agua también. Señora, el codazo fue sin querer. Igualmente le aviso que no me importan sus chicos. Yo tengo un sobrinito que me extraña, no puedo abandonarlo! Qué cuantos años tiene? 27…Y qué importa? Capitán! Me presta el revólver un segundito? Gracias!

Asesinos de metáforas
He notado un abuso en la literatura erótica, consistente en sustituir "fluído sexual" inevitablemente por los términos "néctar", "miel" e incluso "elixir" Modestamente propongo experimentar por otros territorios, alejados desde ya del facilismo y obviedad de los derivados lácteos, y embarcarse por ejemplo en "tu maná líquido" (tal vez más místico que agitador) "mi piña colada" (si hay que ser procaz) o incluso "nuestro líquido amoroso" (de raíz evidentemente químico orgánica)

De nada.