jueves, 30 de octubre de 2008

Tiempo


Música de esta entrada: money

Señor Inversor:


En estos días de pánico financiero, y de bolsas que parecen electrocardiogramas enloquecidos, despida sin más contemplaciones al corrupto de su broker, que sólo pensó en enriquecerse a costillas suyas.
Nada de Wall Street, ni mercado de derivados, ni oro, ni hipotecas prime, ni commodities.
Venga con Nosotros e invierta en su mejor activo: Usted.
Compre acciones de Tiempo.
No es otro fondo de inversión con una cáscara bonita.
En Tiempo, compramos y vendemos justamente eso. Tiempo. Tiempo Real.
Hay personas que están desesperadas por las deudas y no les queda más nada por vender. Entonces nos venden tiempo de su vida. No su vida misma, sino tiempo. Algunos venden apenas un año, pero hay otros que venden más.
Y por el otro lado está Ud., que como pocos privilegiados, se encuentra milagrosamente líquido. Y viejo.
Desconfíe de cualquier otra inversión, apueste al futuro y haga negocios con Nosotros.

Tenemos todo el tiempo del mundo para usted.






21 comentarios:

Marichu dijo...

Hago negocio. Empiezo por dos horas.Dos horas de MI tiempo vale mucho. Cuanto me pagan por eso?

Isabel Estercita Lew dijo...

El tiempo es una ilusión, las ilusiones no se venden, nosotros somos una ilusión y no nos vendemos. Verdad?

LaClau dijo...

Creo que algo que también podría venderse a un buen precio son las ilusiones. A veces las personas creen más en ellas que en la realidad y construyen su vida en función lo que podría ser que de lo que es.... están cotizadas en el mercado y hay quienes las venden a quien quiera comprarlas.
Besos,

MaleNa Ezcurra dijo...

Ahhhhhhh no! ya me curraron con el corralito y fue, pero de mi tiempo ni un segundo, es todo mío, no quiero que se duplique, así, así, es perfecto.

Un beso Marcelo.


MaLena.



Pd. Precioso el post Ocular!

Fran dijo...

Jajajajaja

Tremendo texto Marcelo, que intelectual.

Sería como venderle el alma al diablo.


Endemoniadamente buen artículo.
besazo pá ti

Marcelo dijo...

Marichu: pase, venga con Nosotros. Cuanto es mucho para Ud.?

Isabel: Nuestro negocio es la ilusión. Y crénos que hacemos dinero con ella. Le interesa?

Laclau: ha dado en el clavo, pareciera querer asociarse a Nosotros más que comprar o vender. Lo pensaremos.

Malena: puede cambiar de opinión. Seguiran habiendo corralitos. mejor pase por acá que seguimos conversando...

Fran: El diablo es un competidor Nuestro, pero menos sofisticado. Pase y le enseñamos las diferencias que tenemos con él.

Helena dijo...

Me encanta tu post! jajaja...Yo no tengo hipotecas, no tengo deudas, no "necesito" vender mi tiempo, ni mi sangre, ni mis sueños...pero si alguien quiere que le ayude a vender los suyos...que cuente conmigo, se los venderé a mejor precio y con las "mejores garantías" no se fíen de lo que anda por ahí ¡yo soy de los suyos! jajajajaja.
Buen día y besos de regalo Marcelo

¡Que buena música!

brujaroja dijo...

Vender ni un minuto... Ahora bien, comprar... Ya me gustaría tener dinero suficiente para comprar un par de horas cada día, un par de días cada semana, un par de semanas cada mes, y añadirle al año otros dos meses...
¿Cuánto puede costarme?

Mi vida en 20 kg. dijo...

Uf que negocio, yo compraria mas tiempo, pero del tiempo bueno, de ese que se descansa, se comparte con la familia y los amigos.

Gracias por tu paso por mi blog y por tu voto, de verdad te doy las gracias.

Un beso grande y tienes una nueva lectora.

Miriam dijo...

Yo compro! quiero tiempo para mis proyectos, tiempo solo para MI!
No se cuanto cuesta pero pago, no se si con dinero, pero ya habra otras formas de pago (supongo).
Cuanto cuesta?

siloam dijo...

JO, me has traido a la cabeza un poema de Benedetti, de su libro"ESTAS Y OTRAS GUERRAS"...
imagina esos pizarrones parpedeando solos, sin ya un trite humano para joder a otro; al así.
la mejor inversión es en uno mismo y ledaños, claro...
un dia de estos volvemos al trueque :)
abrazos
p.s: lo sieento, no me dejan votar :(

marichuy dijo...

El tiempo, un bien tan poco valorado.

Un beso en tiempo de frío otoñal

fritus dijo...

Estoy con Miriam...yo compro, de mi tiempo no vendo nada de nada....cualquiera de los millones de muertos que hay bajo lápidas en los cementerios, si pudieran hablar te dirían que el tiempo es lo más valioso que tienes...y yo no tengo ninguna intención de acabar siendo el más rico del cementerio

un abrazo

un abrazo

SELMA dijo...

Todos aquí queremos comprar tiempo, pero del bueno... Del que nos trae felicidad, a poder ser, seguro que es más caro...

Pero de momento tiene muchos cpmpradores tendras para todos...

Un beso, Marcelo

Arcángel Mirón dijo...

Pará que rompo el minúsculo chanchito (ya vaquita de san antonio, de tan pequeño) y te lo llevo.

Sí, esperá sentado.

AriaDna ♥ dijo...

el tiempo dicen que vale oro..

un beso

Marcelo dijo...

Bien. Parece que tenemos muchos compradores y sólo una vendedora, Marichuy. En principio la más indicada para comprar sería Brujaroja, que justamente buscaba un par de horas, como las de Marichuy. Pero ante tanto requerimiento las vamos a subastar. Quien da más?
De todos modos no se preocupen. Si no aparecen más vendedores, Nosotros traeremos más Tiempo. De cualquier manera.

gloria dijo...

Pues tienes razón, el tiempo no está tan valorado como debería... Nunca me lo había planteado, pero claro, ¿es que hacemos otra cosa que no sea vender nuestro tiempo? ya sea por dinero o por algo de luz en medio del tunel...
Yo creo que podría ofrecer alguna horilla aún, pero no sé, no sé.
Muy bueno.
Besos.

Cecilia Alameda Sol dijo...

Yo quiero tiempo, más tiempo durante el día que no me alcanza el que tengo para hacer todo lo que me propongo. ¿Dónde hay que ir?

Mari Carmen dijo...

La crisis por ahora no me toca, y espero que no lo haga en el futuro. Mi tiempo vale muchísimo y, afortudamente, también tengo de eso. Me molesta perder casi tres horas en viajes diarios, pero es el precio que tengo que pagar para no entrar en crisis :)

Un abrazo :)

Merche Pallarés dijo...

Interesante este post sobre el tiempo. Como yo tampoco tengo nada, ni hipotecas ni deudas, el tiempo que tengo lo disfruto a tope, ni lo vendo ni lo compro y el--poco--dinerito me lo gasto, porque como FRITUS dixit tampoco me interesa ser la más rica del cementerio... Besotes, M.