domingo, 18 de mayo de 2008

Una visita a San Telmo

Esta mañana decidí ir a la feria de San Telmo. En alguna otra entrada he criticado al barrio, porque se encuentra gente de todas partes del mundo menos de…Buenos Aires. Pero lo cierto es que los domingos la feria es maravillosa, y seguramente es pariente del Rastro de Madrid, la Tristán Narvaja de Montevideo o el Mercado de Pulgas de París.
Así que cámara en mano me fui dispuesto a estudiar el terreno a la búsqueda de elementos no turísticos, preturísticos o al menos ligeramente turísticos. ¿ Y por qué hice esto? En primer lugar porque soy un buen anfitrión, y como viajero que soy, sé que todos, cuando llegamos a algún sitio que no conocemos, queremos ir justamente a esos lugares donde no van los turistas. Y en segundo lugar lo hice porque no tenía absolutamente nada que hacer, lo que en lunfardo suavizado sería estar “al divino botón” o bien “al cuete”

¡Allá vamos!


Empecemos con una historia de novela, y de terror para más datos. Aquí nació en 1.846 Felicitas Guerrero de Alzaga, dama ilustre de la sociedad porteña, y el fantasma más famoso de Buenos Aires. Asesinada por un amante despechado, se dice que su espíritu aún merodea la iglesia del barrio de Barracas que sus padres construyeron en su memoria. Aquí también velaron a quien fuera "la mujer más hermosa de la República". Por las dudas mejor no entrar...
Siguiendo con el tono de la foto anterior, desde esta vista aérea de la plaza Dorrego, epicentro de la feria, observamos las mesas dispuestas sobre la vereda de un pequeño hospital. Me pregunto que opinarán los internados de las habitaciones exteriores sobre el bullicio de la calle. Seguramente no tendrán ninguna foto de la enfermera circunspecta que ordena cerrar el pico.
El mercado de San Telmo es del año 1.897. De estilo italiano, por dentro tiene una estructura de hierro con techos de chapa y vidrio. Está a metros del epicentro de la feria y sin embargo no se ven tantos turistas por allí.
Vecinos comprando en el mercado los alimentos para el almuerzo del domingo.
La casa de Castagnino. Nuestro famoso pintor (1.908-1972) vivió en esta casa que data del siglo XVIII. Obsérvese cómo cuidamos los porteños nuestras fachadas notables...



La Iglesia Dinamarquesa: de extraña fachada neogótica, se inauguró en 1.931 para la colectividad danesa y los marineros de esa nacionalidad que llegaban al puerto de Buenos Aires.

El paseo continuó, en estas fotos traté de buscar lugares con menos gente...pero la plaza estaba repleta!

Ya lo verán...

15 comentarios:

angela dijo...

Me gustó pasear por tu ciudad acompaña de tus explicaciones.¡ qué pena la casa del pintor! ...A veces, y desgraciadamente muchos de nuestros personajes importantes no se merecen el trato que les dan las autoridades... Pero, la realidad hay que asumirla aunque a veces no sea justa.Un saludo de Angela

Ignacio Bermejo dijo...

Marcelo: se dá la casualidad de que el poema, ése tan duro sobre el que has comentado en mi página, El hombre mediocre, está inspirado en un compañero que tuve que se llama Marcelo. Al principio me quedé un poco sorprendido, pero vi que no se trataba de él. Casualidades de la vida.
Por cierto,por San Telmo, en España, se conoce a un Master que hacen los niños bien cuando terminan sus carreras de pago, para certificar, tras pagar unos pocos de miles de euros, que sólo siguen sirviendo para hacer unas pocas de puñetas. Pijos que infectan nuestra sociedad de injusticia y de clasismo. En fin... Tu artículo muy bueno y las fotos muy ilustrativas.
Un abrazo.

Fernando Manero dijo...

Cierto, aunque todo el mundo se da cita en San Telmo, salvo los bonaerenses, no cabe duda de que todo el barrio rezuma el ambiente de Buenos Aires. Gracias por esta guia que nos ofreces. He estado tres veces en San Telmo. Volveré de nuevo en Septiembre y, merced a tus orientaciones, voy a conocer aún mejor los misterios que se esconden en ese espacio que a veces resulta mágico

Cecilia Alameda dijo...

Sí que tiene un aire al Rastro madrileño. Lugar en el que conviven decenas de culturas, porque allí hay vendedores y visitantes de toda procedencia. Eso es uno de sus encantos añadidos. Los argentinos también teneís fama de acogedores. Muchos españoles lo pueden certificar.

Mari Carmen dijo...

Me encantan los mercados y los mercadillos. No suelo ir a estos últimos porque me agobia tanta gente como suele concentrarse en en esos lugares (de hecho al Rastro, en Madrid, he ido en contadas ocasiones y más por acompañar a nuestros huéspedes que lo desconocían), pero en los mercados sí me gusta colarme y pasear por ellos. Siempre que visito un pueblo, una ciudad, entro en sus plazas, en sus mercados. Los más coloristas que he visto han sido los franceses y los suecos. Mercados subterráneos que eran como cuevas de Ali Babá, repletos de tesoros para degustar. Pero me gustan todos.

Un lindo paseo por la ciudad, Marcelo :)

Marcelo dijo...

Angela: es así. En nuestro caso me enoja porque los porteños presumimos de ser gente preparada y sin embargo, has visto la foto...Somos un desastre con la preservación.
Un saludo


Ignacio: menudo susto te habrás llevado. Realmente habrá sido una casualidad? Hay que desconfiar de ellas...
Un abrazo

Gracias por tus comentarios Fernando! Siendo que vas a regresar por aquí, nos esforzaremos un poco más en detectar lugares ocultos o menos vistos!
Un abrazo

Gracias Cecilia. Por supuesto que el día que vaya a Madrid iré al Rastro y seguramente seguiré el mismo camino que todos los turistas hagan, salvo -claro está- que me aparezca algún guia que me avise antes por donde moverme!
Un beso

Mari Carmen! Pienso lo mismo de los mercados, creo que tengo alguna foto más, la pondré en la próxima. La muestra de este paseo por San Telmo fue inspirada por los tuyos...
Buena semana!

hawwah dijo...

justo ahora vengo a visitarte, justo cuando escuchaba una canción de Ismael Serrano donde habla de San Telmo, justo hoy que compro los billetes para Buenos Aires...la magia de las casualidades...

gracias!me encantó conocer San Telmo

besos

fritus dijo...

oh..Buenos Aires...mi gran asignatura pendiente...mi cuñado y yo tenemos previsto un viaje argentino..pero creo que pasaran años, hasta que nuestros niños crezcan un poco más y podamos afrontar con garantías un viaje transatlantico...
Gracias por este tour bonaerense...he tomado buena nota de imagenes, historias, e impresiones.

PD. San Telmo, (fuego de) aparte de ese posgrado elitista que menciona ignacio, también es el nombre de un extraño fenomeno atmosferico alucinatorio sobre los mástiles de los barcos...yo es que siempre he vivido en sitios marineros..ahora más, si cabe.

http://es.wikipedia.org/wiki/Fuego_de_San_Telmo

Un abrazo

siloam dijo...

eres buen guía sí, gracias por la visita (a una gallega buenos argentina siempre le despierta tanta curiosidad, escritores y A. Calamaro, aparte)
cuando comenzaste con fechas históricas me dió algo de miedo, es que vi hace poco una peli el dvd: el niño de barro, de Jorge Algora, y esa noche no dormí muy bien :))
abrazos.

avr dijo...

Es el país que no miramos...se acuerda de esos cortos? Muy bueno, trabajaba a apenas unas cuadras de ahí y recién ahora con su blog descubro esos lugares.

SOFÍA dijo...

Marcelo, muchas gracias por tu comentario. Es muy gratificante saber que del otro lado de mis fotos hay una persona observando, aunque sea una o dos personas ya me llena mucho. Con respecto a tus fotos no están nada mal! Yo el año pasado intenté ir un domingo a san telmo a sacar fotos para una agencia de turismo y no pude sacar ni una! Con las fotos nunca se pierde, siempre se aprende. Saludos!

Marcelo dijo...

Hawwah: No conocía esa canción, estoy leyendo la letra ahora mientras la escucho y me parece fantástica. Si hay algún comentario en ella que no alcanzas a entender me avisas. Y como le dije a Ignacio, desconfío de las casualidades! Serás bienvenida en Buenos Aires, y en especial en San Telmo!
Un saludo

Gracias Fritus por tus comentarios. Seguramente cuando la niña crezca un poco más, te tendremos por aquí!
Un abrazo

Hola Siloam: a esta altura ya sabrás que aquí les decimos gallegos a todos los españoles, no?
Calamaro es uno de mis preferidos, no sé si escuchaste su último CD "La lengua popular" Y ten cuidado con la próxima entrada de San Telmo,hay más historias truculentas para contar...

Me acuerdo de esos cortos AVR. Suele ocurrir que no vemos lo que tenemos más cerca, no? A mí me pasa todo el tiempo...

Marcelo dijo...

Hola Sofía! Tus fotos son fantásticas, cualquiera de los que aquí dejaron un comentario opinarán lo mismo en cuanto las vean. Mi falta de oficio en el asunto es evidente, se hace lo que se puede!
Saludos para vos también.

only dijo...

Me ha gustado toda la entrada, pero es que la foto del mercado..ay! es que me encantan.
De hecho, uno de los lugares que me encantaría concoer si algún día viajo a tu país, es el gran mercado central de BS, del que he oído hablar.
Me privan, me encantan, me chiflan.

Gracias por la entrada.
Un abrazo

Marcelo dijo...

Gracias a vos por tus comentarios Only!