miércoles, 7 de mayo de 2008

Sin ánimo de ofender...


“Sin ánimo de ofender…” Si te parece que vas a ofender y eso te tiene tan preocupado como para advertirlo, no lo digas. Y si crees necesario decirlo de todas formas, asume las consecuencias sin más ni más…

“Disculpe si lo molesto…” ¿Te preocupa molestar? Entonces no hagas lo que te parece que puede molestar. Y si quieres o debes hacerlo, hazlo de una vez.

“No sé si me explico…” (o si soy claro, o si se me entiende) ¿Acaso eres Platón?

“¿Interrumpo?” Si lo preguntas seguramente que sí, entonces dí de una vez lo que tengas que decir…

“Humildemente le quiero decir….” ¡acabas de abandonar la humildad, ésta no se declama!

“Con todo respeto…” ¿me lo vas a faltar, no?

"Con toda franqueza..." ¿Antes me estuviste mintiendo?


“Ay, ¿Dormías?” ¡Ya sabes que sí!

“¿Me permite…?” ¿Para qué preguntas mientras comienzas a hacerlo…?

¿Por qué insistimos en anunciar lo que vamos a decir inmediatamente en lugar de ir al grano? ¿por qué queremos amortiguar las palabras cuando se viene algo difícil?
Digamos lo que tengamos para decir de una vez, y si el otro se ofende, se molesta, no entiende, o si interrumpimos algo, o le faltamos el respeto a alguien, o sonamos jactanciosos, a bancarse la que se nos venga...Pero por favor, no anunciemos la próxima línea, no pretendamos atenuar sus consecuencias! Y si no, no digamos nada…

14 comentarios:

fritus dijo...

Hola Marcelo: Otra vez el gran Cocteau, ojo a la cita....
"Lo que los demás rechazan de ti, cultívalo. Eso eres tú."...

No hay que estar todo el día pensando en si esto va a gustar, si mi forma de vestir encaja en el trabajo que tengo, si voy a decir esto molesto a Pepito, y si no lo digo molesto a Juanito...

Como cantaba la gran gran Gloria Gaynor "I am what I am".( en general, no por mí, sino por cualquiera) ... Pues eso

Marcelo dijo...

Excelente cita Fritus! Te la cambio por una de W. Allen: no conozco el secreto del éxito pero sí el del fracaso: querer complacer a todo el mundo...
Un abrazo

angela dijo...

Marcelo, no creo que se tenga que complacer a todo el mundo porque es super difícil...o por lo menos yo lo creo así... Pero, en lo que no tengo duda es en no molestar , creo que el lenguaje es muy rico y la diplomacia está para algo... La verdad se puede decir de muchas maneras ...Un saludo de Angela

Cecilia Alameda dijo...

Voy a discrepar contigo: cuando dices alguna de esas fórmulas estás previniendo al otro y impulsándole a que cambie el chip y te escuche. No hay que abusar de las fórmulas, pero si hay algo que me irrita es que, por ejemplo, yo esté hablando con una persona y venga una tercera y meta su frase sin anunciarse, sin importarle si interrumpe o molesta, descabalando mi conversación con la otra persona. Todavía no le he pegado un corte a esa persona pero voy a hacerlo y le voy a aconsejar que utilice una de estas fórmulas.
Un saludo

Marcelo dijo...

Bienvenida la polémica!
Angela: lo que yo digo es que generalmente el que pregunta ¿interrumpo? sabe que lo està haciendo y lo pregunta "ingenuamente", cuando en ese caso debería pedir perdón por interrumpir, o no hacerlo... Observarás que "disculpa" "perdón" y "por favor" estaban excluidas de la lista.

Marcelo dijo...

Cecilia: ¡Bienvenida la discrepancia! Es cierta esa posibilidad de prevención que citas, ahora bien, para que la gente se escuche, no hay frase precautoria que alcance. No sé qué pasa con eso, todo el mundo habla sin esperar la respuesta ni buscarla, y eso lo veo en los trabajos, en las familias, en cualquier grupo social, hay muchos emisores pero pocos receptores...
¿Serà igual en los blogs?

Shikilla dijo...

Tienes en parte razón, muchos de esos formulismos son automáticos, frases hechas, reminiscencias de una educación que, probablemente, excluía la naturalidad en la persona maquillándola con frases políticamente correctas.

Lo malo de ellos es como en todo, el abuso, es decir, no por utilizar el escudo de la frasecita tengo la prerrogativa de ir interrumpiendo, molestando, etc.. al otro.

En realidad, ser natural siempre tampoco es una virtud y, como dices, para eso está el tacto, la diplomacia, sin necesidad de ser brusco ni abusar tampoco de fórmulas frías y, en muchos casos, hipócritas.

Un saludo

Marcelo dijo...

Hola Shikilla! Mi idea es que debemos hacernos responsables, por ejemplo de la interrupción, y no pedirle complicidad a los "interrumpidos". Pero por supuesto que no me gustan las interrupciones, ni las ofensas, ni las frases hechas. La que menos me gusta es "con toda franqueza" o "con total sinceridad" porque siempre creo que me van a hablar así...

Susana de Argentina dijo...

Algunas de las frases, las digo...ja! ja! y es que a veces realmente temo no decir las cosas de foma correcta y no pretendo molestar...pero si a mi me vienen con cualquiera de ellas...seguramente no me molestaría... lo que me parece que molesta es la entonación que se les da en algunas ocasiones, ....besitos Marcelo...

Marcelo dijo...

Viste el lío que armé Susana? No pensé en generar polémica, pero me gustó! Eso sí,yo dije, digo y diré el 90% de las frases que expuse, es muy fácil caer en ellas...!
Te mando un beso

Mari Carmen dijo...

Bueno, estoy contigo a medias. Depende del lugar y de a quién te dirijas. A veces es necesario utilizar ciertas formas digamos 'de cortesía', que se dan por sabidas, por uno y otro interlocutor. Por ejemplo, si yo voy a un despacho a consultar algo, no puedo entrar en tromba y soltar lo que tengo que decir de buenas a primeras, tengo que llamar a la puera y decir... 'disculpe si le molesto, pero bla, bla, bla.... Por supuesto que le molesto, que le interrumpo,pero es que no veo otra manera más cortés de 'interrumpirle' :) y él o ella lo sabe.
Hay muchas maneras de decir las cosas sin ser necesariamente descortés o desagradable.

Un abrazo y buen fin de semana.

Anikin dijo...

"Con animo de ofender" a esos desnaturalizados, peor está quien te llama insitentemente hasta que gruñes de mala gana y te hace la pregunta inevitable de "¿estabas dormida?".
Esas frases hechas son innecesarias para quien las dice pero inevitables para quien las escucha.
Que frase más bonita, ¿no? :-)
Saludos

Marcelo dijo...

Anikin, mira esta frase que encontré en un blog: "como no quiero decirte algo que no te va a gustar o no me apetece responder para empezar una pelea, te digo que ya lo hablaremos" La frase la citaste vos y se aplica perfectamente aquí.

Luis Fernando dijo...

Muchas veces lo que dice "sin ánimo de ofender" sí tiene ánimo de ofender. El resto de cosas son simples fórmulas de cortesía que muchas veces para mermar el disgusto que puede provocar una intervención y muchas veces funcionan. Hay otras ahí que de verdad son iútiles. Otra cosa es que la franqueza no solo se refiere a estar mintiendo o no, sino también a lo directo que puede ser alguien al hablar de un tema, no andar con rodeos o con halagos al decir algo que puede sonar fuerte.