martes, 20 de mayo de 2008

"Antigua Tasca de Cuchilleros"

Entré a almorzar a esta casa, cuya habitación del frente es de fines del siglo XVIII y las del fondo del siglo XIX. En esa última época gobernaba el General Rosas, y aquí vivía el Sargento Oliden, integrante de la "Mazorca" (fuerza de choque del rosismo) y su hermosa hija Margarita. El padre quería que ella se casara con otro mazorquero -Ciriaco Cuitiño- pero la joven amaba a un payador llamado Juan Cruz Cuello. Se imaginarán como sigue la historia...Margarita se fugó con Juan Cruz y Cuitiño, loco de celos, los persiguió, alcanzándolos en Luján, que queda... ¡a setenta kilómetros de aquí! Juan Cruz pudo escapar pero no Margarita, quien resultó malherida. Aún así logró volver a esta casa, pero murió pocos días después...
Pero esa es historia antigua. El domingo almorcé asado y vino bajo la parra del patio centenario, aunque de vez en cuando miraba a la puerta de calle, no fuera cosa que se apareciera Cuitiño y me confundiera con el fugitivo Juan Cruz...

Pagué la cuenta, era la hora de volver a casa, aunque algunas sorpresas más me depararía el domingo...

2 comentarios:

only dijo...

Payador, qué palabra más bonita.
Me recuerda a Coplas del payador perseguido, que cantaba Cafrune ( me encanta )


Saludos

Marcelo dijo...

Así es, es aquella persona a la que se le propone un tema (Como Mari Carmen con su árbol) e improvisa inmediatamente una rima. Imaginemos lo que nuestro payador le recitaría a Margarita para enamorarla así...