domingo, 18 de mayo de 2008

La escena del crimen


Los domingos, cuando me levanto y veo como quedó mi casa luego de la reunión de sábado a la noche, observo todo ajenamente, con ojos de investigador que llega a la escena del crimen. La mesa levantada a medias, y en la cocina, los platos y ceniceros apilados, esperando. Algunas sillas ligeramente separadas de la mesa, indican que al final, la decisión de irse de los invitados fue rápida, y aprobada alegremente por los somnolientos dueños de casa. El vaso de colores anuncia la presencia de un niño en la reunión, y el CD, el encendedor y los naipes, que la velada se extendió. Botellas de cerveza en la cocina, y desorden. Mientras sigo mirando los restos de vajilla sobre la mesa, pienso. Pienso que la diversión nocturna parece efímera vista desde el día siguiente; que a lo mejor algunas pasiones no son tales vistas a la luz del sol.
Estoy solo, entonces decido que todo puede esperar, que el fin de semana no acabó, y salgo a caminar por mi ciudad.

La escena del crimen seguirá intacta unas horas más...


15 comentarios:

Jota dijo...

Recoge la mesa por lo menos, hombre... ;)
Y tienes razón,reivindiquemos los domingos como parte del fin de semana. El mundo no se acaba en la madrugada del sábado, aunque algunas madrugadas de sábado así lo parezca.

Shikilla dijo...

Si supieras cuántas escenas de crímenes me he recogido yo al dia siguiente con resaca de risas, bebida, tabaco y música!

Lo mejor de todo es que los posos de la amistad seguirán ahí, aunque se laven las copas, las tazas y los platos.

Por cierto, te he puesto en mi blog una tarea para conocerte mejor, la segunda parte ya la pusiste tú asi que si quieres haz solamente la primera, ¡a tu gusto!

Un beso

Marcelo dijo...

Jota: Acabo de regresar y sí, ya he levantado la mesa. Pero aún no empiezo con la cocina...

Shikilla: al otro día se ve distinto, no? Respecto de la tarea, la haré, y deseo que con más prisa que para levantar la mesa!

siloam dijo...

para escena de crimen tiene una pinta excelente :)
y como olvidarse de nueve reinas, jo, aquella manera de enseñarle a llamar a los porteros automáticos a la búsqueda de la viejecita inocente ; hace poco recordaba con alguien esa escena, lo que hace el ingenio - supongo q el mecanismo mental será el mismo que para buscarse la vida ante las derotas.

y me has traido a la cabeza un poema de cortázar: cuando ya todos se van, tu te quedas, algo así.

abrazos

Mari Carmen dijo...

Yo hace mucho que no tengo reuniones de ese tipo, y cuando las he tenido nunca me he ido a la cama sin dejar todo recogido. Me resulta insoportable levantarme y ver todo revuelto.

Espero que tu fin de semana haya sido agradable. Yo los he tenido mejores, pero tampoco ha estado mal :)

Un abrazo,

Marcelo dijo...

Esa escena también me gustó mucho Siloam! Y el recuerdo que te ha venido de Cortázar, en este contexto, es un sacrilegio...

Mari Carmen: ya ha quedado todo recogido y limpio, pero no por hacendoso, es que si no esta noche duermo afuera. Mi fin de semana ha sido excelente.
Buen comienzo de semana!

angela dijo...

Marcelo, creo que yo no me dormiría dejando el comedor así...y ¿sabes por qué? porque al levantarme y verlo así, me enfadaría conmigo misma...Y no merece la pena.Que tu semana sea muy leve.Un saludo de Angela

Sibyla dijo...

Seguro que un paseo, con la brisa de la mañana, te irá bien...

Las huellas de la escena del crimen, pueden esperar a ser limpiadas.

Un post muy ingenioso y original:)

Marcelo dijo...

Angela: repasando la foto, y ya habiendo resuelto el asunto, al desorden lo encuentro bastante...ordenado y limpio. Observa esos platitos casi inmaculados, y las copas vacias... Recordando algunas juergas de otros tiempos, con serios riesgos bromatológicos, este comedor casi parece un quirófano. Un saludo!

Sibyla: el paseo fue óptimo, ya le he entorpecido el trabajo alos forenses. La escena del crimen, pese a estar precintada, ha sido alterada.
Un saludo

SOFÍA dijo...

Los encendedores olvidados nunca faltan. Saludos!

Sol dijo...

bueno, me gusta que nos hayamos descubierto, entonces... Gracias por el paseo por San Telmo... Y, con respecto a los que dice Sofía, menos mal que alguna que otra vez se olvidan encendedores, como para que vuelvan los que alguna vez se fueron sin decir a donde iban, ja

fritus dijo...

Hombre..como que la escena del crimen, ...el crimen viene el domingo por la tarde-noche..esto del sábado es una buena obra digna de la madre Teresa.
Por tu bien espero que esto de los sabados por la noche sea rotatorio en casa de amigos...en mi antiguo piso de Barcelona (tiempo ha..) yo me juntaba con un elevado porcentaje de personajes que aún vivían con sus padres ( en España es más o menos común incluso hasta los thirtysomething) y aquello acabó convirtiéndose en una especie de club social en el que los asociados se presentaban sin avisar, y algunos hasta sin botella...que tiempos.

Un abrazo, Marce

Marcelo dijo...

Sofia y Sol, gracias por sus comentarios. En casa siempre -aunque no fume- hayun encendedor a mano!

Fritus: sí, es solo de vez en cuando...El texto mosqueó a mi mujer, preocupada por como mostré la casa...La próxima de este tipo no será en primera persona, sino así: "Los amigos de Fritus le destruyeron la casa. La cocina inundada de botellas...y así!

Nacho G.Hontoria dijo...

Suele pasar que en esas veladas todo va bien hasta que tus amigos deciden irse y resulta que en ese momento no son tan amigos, o se olvidan de serlo, porque se van y te dejan ahí con el mantel puesto y los trastos en la cocina. A mí también me ha pasado amigo, pero con barbacoas, que es aún más sucio.Un saludo desde Madrid

Marcelo dijo...

Hola Nacho! Entiendo lo que dices, en particular lo de la barbacoa, que aquí llamamos asado. Aunque debemos reconocer que cuando los invitados somos nosotros, también podemos huir dejando todo intacto!
Un abrazo desde Buenos Aires