jueves, 1 de mayo de 2008

Hay un muchacho

Hay un muchacho que se retrata en Montmartre. Corre el año 1904 y él ya sabe quien va a ser. Sólo pinta cuadros tristes y azules, en la escena melancólica del París de principios del siglo pasado. Sus padres lo bautizaron Pablo Diego José Francisco de Paula Juan Nepomuceno María de los Remedios Crispín Crispiniano de la Santísima Trinidad Ruiz, pero eso nadie lo sabe todavía.


El mundo pronto conocerá a este malagueño por otro apellido, el materno: Picasso



4 comentarios:

angela dijo...

Marcelo, a mí Picasso sólo me gustó de él sus primera parte de artista que era la época azul...Aunque no dejo de reconocer que marco el estilo cubista junto a otros más.
No sabía que en el resto de Argentina no se arrastraba tanto. Me imagino que en un país tan grande como el tuyo haya cantidad de matices de un lugar a otro.Un saludo de Angela

Marcelo dijo...

así es Angela...Bueno ocurre también allí, recuerdas mi consulta sobre la forma de hablar de los asturianos?

Susana de Argentina dijo...

Marcelo....me sorprende, día a día, el poder del blog, y ver como lo que uno entrega, pega en el otro, el disparador en éste caso fué la "Redonda de Belgrano", qué me iba a imaginar!!! me alegro muchísimo, que te haya gustado que la nombre, pero sería deshonesto no hacerlo, ya que es nuestro patrimonio, y del cual estoy muy orgullosa! creo que merece un post, pues ha quedado, sin informar parte de su historia, tal vez en algún momento lo haga.
He pasado por tu blog, me parece muy interesante y seguiré visitandote!! un gran abrazo!!!

Marcelo dijo...

Muchas Gracias Susana! Y estaremos en contacto...